Le dejó una nueva marca

San Antonio defendió muy bien a Memphis y se quedó con un claro 94-68 para liderar la serie 2-0. El equipo de Popovich tuvo a Patty Mills como figura, base australiano que sumó 16 puntos.

Le dejó una nueva marca
Foto: NBA

La serie entre San Antonio y Memphis probablemente sea una de las más desequilibradas en los Playoffs 2016. Este martes los Spurs ratificaron lo hecho en el Juego 1 al conseguir mantener la ventaja de localía en el 2 con un claro 94-68.

Así como la noche comenzó con la entrega del premio al Mejor Jugador Defensivo del Año a Kawhi Leonard, el equipo texano consiguió el triunfo basándose en un gran marcaje. De hecho en el primer cuarto mantuvo a los Grizzlies en 11 puntos, registrando así el mínimo número de anotación en un período en la historia de su franquicia. Justamente en ese parcial Emanuel Ginóbili emergió desde el banco con para cosechar ocho puntos y que el local se quede con el cuarto inicial 22-11.

Desde entonces el juego tuvo un claro camino hacia la victoria del dueño de casa. Si bien San Antonio no mostró su mejor versión ofensiva, Memphis jamás pudo encontrar su ritmo en ataque (32.6% de campo). La visita solo tuvo a un rescatable Zach Randolph que sumó 11 puntos y 12 rebotes (5 de ellos ofensivos).

Pero el local quebró el juego combinando el marcaje con una buena producción perimetral. San Antonio anotó 9 de sus 17 intentos desde lejos siendo Patty Mills el máximo artillero con 4 bombazos para sumar 16 puntos. En tanto Kawhi Leonard (13) y LaMarcus Aldridge se impusieron de media distancia para dar una mano en el equipo de Greg Popovich.

Además del hito negativo de Memphis, hubo uno para Tim Duncan. Este fue su primer partido de Playoffs en el que terminó sin anotar un lanzamiento de cancha. El de Islas Vírgenes sumó 3 puntos en la noche con tres libres anotados, aunque sumó 9 rebotes, 4 asistencias, 1 robo y 1 tapa.

Este viernes continuará la serie cuando se midan en Memphis desde las 22:30.