Chris Paul lidera el segundo punto

Con una gran actuación del base (25+6+5), los Clippers vencieron 102-81 a los Blazers, en el Staples Center, para asegurar el 2-0 en la serie, para ir con otro aire a Portland. J.J. Redick (17 puntos), Blake Griffin (12+9+4) y DeAndre Jordan (3+18) se unieron a la fiesta en la que, Doc Rivers, le dio mucho tiempo a los suplentes, menos a Pablo Prigioni que volvió a jugar poco más de un minuto y pudo dar una asistencia.

Chris Paul lidera el segundo punto
Wesley Johnson metiéndole un tapón a Damian Lillard, que fue muy bien marcado. / Foto: NBA.
Los Ángeles Clippers
102 81
Portland Trail Blazers

Los Ángeles Clippers siguen con un nivel que ilusiona, tanto en ataque como en defensa, y lograron marcar el 2-0 en la serie que lo deja con un mejor aire, en lo que van a ser sus visitas al Moda Center, el sábado y el lunes. La franquicia de California derrotó 102-81 a Portland Trail Blazers, que venía con un gran nivel en la parte final de la temporada regular, pero que se toparon con unos Clippers intratables. En los locales, Chris Paul lideró el partido, con 25 puntos (10/22 de campo), seis rebotes, cinco asistencias y un robo, seguido por el escolta J.J. Redick que aportó 17 unidades (7/15) y un rebote.

Sin duda, Blake Griffin está de vuelta, aunque no es aquel jugador de comienzos de temporada, está teniendo un gran nivel, que ayuda mucho al equipo. El ala-pivot agregó 12 puntos (4/12), nueve asistencias y cuatro rebotes, mientras que el pivot, DeAndre Jordan, sumó solo tres puntos (1/4 de campo y 1/6 en libres), pero capturó 18 rebotes, dio cinco asistencias y metió dos tapones. Los de Doc Rivers dominaron el encuentro de punta a punta, donde con el ingreso de la segunda línea, terminaron de liquidar el juego, con buenos aportes de Jamal Crawford, con 11 puntos (4/10) y cuatro asistencias, otros 10 de Jeff Green (3/5 de campo), nueve de Austin Rivers, y ocho puntos, ocho rebotes y dos tapones de Cole Aldrich. Sin embargo, el coach de los angelinos solo le dio un minuto y medio de juego a Pablo Prigioni, que solo pudo sumar una asistencia.

Por parte de los de Oregón, sufren mucho que la dupla de bases no tengan una buena noche, y así fue en estos dos partidos, los marcaron muy bien y tuvieron una baja eficacia (12 de 39 entre los dos). El base Damian Lillard fue el máximo anotador, con 17 puntos (6/22 de campo), además de seis rebotes y tres asistencias, igual que el pivot Mason Plumlee, que firmó un doble-doble de 17 unidades (5/7 intentos y 7/9 en libres) y 10 rebotes, también dando siete asistencias. Por otra parte, el escolta CJ McCollum sumó 16 puntos (6/17 de campo) y cinco asistencias, Mientras que entre todos los reservas sumaron 10 puntos, demostrando la diferencia que hay entre los bancos de las franquicias.