En el último suspiro

A poco menos de dos segundos, Harden encestó y le dio la victoria a los Rockets sobre los Warriors por 97-96 y de esta manera descontaron para ponerse 1-2 en la serie de los playoffs.

En el último suspiro
Foto: AztecaDeportes
Golden State Warriors
96 97
Houston Rockets

Tras haber comenzado de la peor manera en los playoffs, perdiendo el primer encuentro por un apabullante 104-78 y luego cayendo por 115-106 ante los Golden State Warriors, los Houston Rockets se recuperaron a tiempo y, venciendo a su par por un apretadísimo 97-96, lograron ponerse 1-2 y tener una última chance de llevar la serie al mejor de siete partidos.

Golden State ya había sufrido la falta de Stephen Curry en el segundo compromiso ante Houston. Si bien lograron llevarse la victoria, la ausencia de su mejor jugador hizo que las cosas de tornaran más difíciles de lo que se esperaba. En la noche del jueves, la nueva falta del MVP se hizo sentir entre los dirigidos por Steve Kerr, que no disputaron su mejor juego.

Los Rockets, que venían teniendo una temporada para el olvido, sorprendieron desde el arranque y se llevaron el primer cuarto por un importante 31-18 con una notable actuación de James Harden, su jugador estrella. El monólogo de los dirigidos por J. B. Bickerstaff se mantuvo en el segundo acto, que con Dwight Howard encendido y Harden aumentando fu eficacia en tiros de campo, llegaron a ganar por 11 (55-39), pero una rápida respuesta de los acortó la brecha y los locales se fueron al descanso ganando por siete (55-48).

En el segundo tiempo, los vigentes campeones mejoraron bastante respecto a los primeros 24 minutos, pero Houston seguía estando un paso delante de ellos. Con un 78-72 favorable a los texanos, los de la Bahía tuvieron una enorme ráfaga de puntos y en un abrir y cerrar de ojos habían igualado el marcador en 81. Parejos hasta los últimos 10 segundos, Ian Clarke encestó un doble y dejaba a su equipo ganando por la mínima (95-96). A pesar de esto, en la última jugada del partido, el experimentado Harden convirtió otro doble y los Rockets se quedaron con un triunfo que les permite tener un poco de aire.

Harden con 35 unidades fue el goleador del encuentro. El lituano Donatas Motiejunas con 14 y 13 rebotes tuvo una gran noche para conseguir esta victoria.
En los Warriors, Marreese Speights se las arregló para suplantar a Curry y firmar 22 tantos, seguido por Klay Thompson con 17.

El próximo domingo, a las 16:30 hora Argentina, estas franquicias volverán a verse las caras en el Toyota Center. En caso de que Golden State se lleve el triunfo, automáticamente ganara la serie por 3-1 y tendrá su pasaje asegurado a la siguiente instancia. Si Houston triunfa, igualará en 2 y llevará la serie el mejor de siete partidos.