Agónica igualdad

Boston, en condición de local, forzó a Atlanta hasta el último cuarto y se llevó la victoria en tiempo extra por 104-95. Isaiah Thomas fue la figura de los Celtics (28 puntos y  6 asistencias). Con este resultado, la serie quedó empatada 2-2.

Agónica igualdad
Fuente: NBA
ATLANTA HAWKS
95 104
BOSTON CELTICS

En un primer cuarto parejo, Boston tomó la iniciativa en los primeros instantes y Atlanta respondió enseguida aportando lo suyo. Empataron en 9 en 5m, luego los Celtics sacaron una luz de ventaja (15-20) y no bajaron el ritmo. La visita achicó la diferencia y el período culminó 21-24 para Boston.

Al inicio del segundo, el juego se empardó 26-26 y Atlanta pasó al frente por primera vez en la noche. Los Celtics no se quedaron atrás y le pisaron los talones casi todo el cuarto. El conjunto de Mike Budenholzer comenzó a fallar en ofensiva, Boston aprovechó y volvió a tomar las riendas del juego (35-36). La visita quedó a seis (35-41) faltando 3m y no permitió que los Celtics se alejaran por mucho. Con un triple de Paul Millsap (11 puntos), Atlanta se llevó el cuarto 48-46.

Los Hawks lideraron todo el tercer período dirigidos por un Millsap que comenzaba a ser la figura del partido. En la mitad, Atlanta sacó una diferencia de once (62-51) pero luego comenzó a bajar la intensidad. Boston respondió en los minutos finales del cuarto con dos triples seguidos, y la visita cerró 73-70.

En el último período, el juego volvió a tornarse parejo. Los Celtics quedaron a uno (80-79) y luego con un triple de Marcus Smart volvieron a tomar ventaja 84-85. El local aguantó faltando 1m para el cierre, pero dos triples de Jeff Teague dejaron a los Hawks con diferencia de dos (92-90). En la agonía del cuarto, Isaiah Thomas le devolvió el aire a Boston y forzó el tiempo extra para cerrar 92-92.

Durante el overtime, los Hawks se durmieron (solamente anotaron 3 puntos), el local sacó chapa e impidió las ofensivas de Atlanta. Dos dobles de Amir Johnson dejaron a Boston arriba por cuatro (92-96), Teague clavó el triple vital de la visita para que los Celtics no se escaparan pero no resultó. Thomas le dio la tranquilidad al local con una bomba de tres faltando 30s y más tarde selló el resultado: 104-95 y serie empatada.

El base de Boston fue la figura de su equipo con 28 puntos y 6 asistencias, también hubo un gran trabajo de Marcus Smart (20) y de Jonas Jerebko (10 rebotes). El goleador de la noche estuvo del lado de Atlanta: Paul Millsap logró 45 puntos y bajó 13 rebotes.

El martes se volverán a ver las caras para disputar el quinto juego, donde Atlanta será local nuevamente en el Philips Arena.