Más indios que nunca

Quilmes con mucha garra y compromiso eludió a Gimnasia Indalo por 76 a 51 a una fecha de finalizar la fase regular de la Liga Nacional de Básquet.  El conjunto marplatenses consiguió un triunfo vital de cara a la permanencia en la máxima categoria y espera atentamente el desenlace de los duelos de esta noche.

Más indios que nunca
Quilmes celebró un triunfo en casa / Foto: pickandroll

Después de una mala gira de visitante con un triunfo y dos derrotas, el elenco de Luro y Guido tenía una parada difícil frente al mejor clasificado de la conferencia sur.  

Ya en casa, Quilmes no tenía margen de error, era crucial obtener la victoria. Con Lanus y Boca pisándole los talones, la necesidad era cada vez más grande. 

A su vez, los patagónicos afrontaban este juego con mucha tranquilidad. En la noche del lunes, Argentinos de Junin venció a Peñarol 80 a 69 y claudicó a los de Comodoro como punteros de la zona sur. Resultado raro de catalogar ya que los de junin son rivales directos de Quilmes, pero la victoria también le abrió la posibilidad que el nivel de la visita sea más liviano.

El cervecero se mostró muy intenso, defendió su territorio ante cualquier episodio de invasión. Esto produjo un desarraigo en la visita al no poder anotar en la zona interior, apenas 22 puntos en ese sector del campo. Uno de sus pesos pesados, Sam Clancy sólo consiguió seis unidades, sin lugar a dudas una de las claves del triunfo.

Como gran parte de la temporada, Quilmes supo desenvolverse en ataque con gran protagonismo de Luca Vildoza con 21 tantos y destacadas anotaciones. Entre ellas un triple con full y una bandeja pasada casi imposible de imitar. Se amigó con el gol y  en los primeros pasajes la ventaja era de nueve y diez puntos.

El local nunca se conformó, sabía que no debía hacerlo. Por eso mismo no se detuvo y de cara al final la diferencia entre ambos era abismal. Impensado si enfrente esta el subcampeón de la pasada edición y uno de los mejores de esta campaña.  Pero siempre hay lugar para las sorpresas. Y para Quilmes fue asi: una notable hazaña.

Gimnasia buscó solución en tiros de larga distancia y no encontró ninguna respuesta. Otro de los porqué de su derrota. Sólo seis acieros en 26 intentos, un 23%. De esta manera, durante el trámite del partido la visita aceptó la suplemacia del local y dio descanso a sus jugadores titulares. 

El cervecero dejo una buena imagen de cara a la última fecha de fase regular que será nada más ni nada menos que Peñarol, su peor verdugo.

Futuras posibilidades:

Quilmes depende de si mismo para mantener  su plaza  en la liga, no así para conseguir la clasificación a play offs. Si bien es algo lejano, la posibilidad existe. 

Para eso, esta noche Ferro debe caer con Boca, Argentinos con Sionista y Lanus vencer a San Lorenzo. Si los del sur o los xeneizes tropiezan, el tricolor mantendrá la categoría pero su participación a la siguiente etapa estará descartada.

Si los resultados acompañan, en la siguiente fecha debe darse  así :
Quilmes debe quedarse con el clásico, Lanus imponerse sobre los de Caballito. En tanto, Boca y Argentinos caer en sus respectivos cotejos. De esta manera, se generaría un triple empate entre Ferro, Lanus y Quilmes por el sexto lugar. Alli los de mar del plata tendrian números favorables y accederían a la próxima etapa del certamen. 

Esto tiene su riesgo porque de darse los resultados hoy, el cervecero deberá ganar si o si frente a Peñarol para sostenerse en primera.  Su caída ante las victorias de los de abajo lo destinaría a jugar los play offs de permanencia con el peor de la zona norte.