Noche de baile en San Antonio

Los Spurs arrasaron al Thunder con un 124-92 para iniciar de la mejor manera la serie de semis en el oeste. Ginóbili tuvo una buena participación, aunque fue el equipo entero el que se destacó. Con ¡43! puntos en el primer cuarto, los de Popovich dejaron en claro que lo que ocurrió en casa durante la fase regular no fue una mera casualidad.

Noche de baile en San Antonio
Foto: NBA

Antes de comenzar la serie entre San Antonio y Oklahoma, a raíz de lo mostrado en la fase regular, se sabía que el equipo texano tenía cierta ventaja sobre el Thunder. Lo que nadie esperaba es que los Spurs no solo aprovechen la ventaja de localía, sino que también le den una verdadera clase de básquet al equipo de Donovan. De la mano del trío Aldridge-Leonard- Green, el elenco de Popovich hizo del juego una obra de arte para imponerse 124-92 para ponerse 1-0 en la serie por las Semifinales de Conferencia del Oeste.

La verdadera razón del triunfo texano fue el primer cuarto. El dueño de casa dejó en claro que lo mostrado en la fase regular no fue un mero récord, sino que su foco en ambos lados de la cancha es estupendo. El local logró realizar 6 tapas durante los primeros 12 minutos y llevó al rival a un letal 8/28 de cancha. En ataque sumó 3 triples (1 de Manu) en 4 intentos, además que sumó 15/18 cerca del aro.  Aldridge y Leonard combinaron 27 de los ¡45! puntos anotados en esos 12 minutos para el 43-20.

Ese margen fue incrementando a medida que fue pasando la noche. San Antonio nunca bajó el ritmo más allá de rotar jugadores. Fue fiel a su juego de movimiento de pelota con 39 de sus 51 tiros de campo anotados gracias a asistencias. También fue superior en rebotes y acciones defensivas, consiguiendo 10 bloqueos y 5 robos. En pocas palabras, el equipo de Pop volvió a demostrar que no necesita hacer jugadas lujosas para tener buen juego y, sobre todo, ganar.

LaMarcus Aldridge fue la figura de la noche con 38 puntos, 6 rebotes y 2 tapas. En tanto Kawhi Leonard añadió 25 unidades, 5 pelotas en los tableros y 5 asistencias, mientras que Danny Green sumó 18 tantos. Esa es otra incógnita que dejó la noche… Con la inminente partida de Parker, Duncan y Ginóbili (que sumó 6 puntos y 5 asistencias), ¿nació un nuevo Big Three ganador en San Antonio?

Esta pregunta, como si Oklahoma tiene con que para dar vuelta la historia, empezará a tener respuesta el próximo lunes, cuando se vean las caras para el juego 2 desde las 21:30 (horario argentino).