Cleveland de triples

Cleveland no tuvo compasión alguna por los Hawks, y se posicionó como uno de los favoritos indiscutibles por el anillo; o mejor dicho, por la revancha misma. De esta manera, la serie está 2-0 a favor de los Cavs.

Cleveland de triples
@LaCascaritaMx
Atlanta Hawks
98 123
Cleveland Cavaliers

En el año 2009, en un partido de Orlando Magic frente a Atlanta Hawks, y en 2013, en un Houston Rockets – Golden State Warriors, se registró el récord de triples anotados en un partido de Playoffs: 23.

Sin embargo, la historia de la NBA aún tiene mucho por escribir. En la noche de miércoles, Cleveland avasalló a su rival de segunda fase, Atlanta Hawks a triples y elevó el registro récord a 25 (de 45 intentos). Tras esta brillante e histórica actuación, la serie quedó a favor de los Cavs por 2-0, dejando el camino libre a la ansiada final.

Con superioridad, tranquilidad y un esquema de juego efectivo, los de Cleveland llevaron adelante el juego sin dejar que los Hawks tomen el liderazgo. De principio a fin el partido tenía su dueño. La primera mitad marcó dicho hito: 74-38. Para entonces, J.R. Smith aportó 6 triples, de los 18 encestados.

Atlanta dedicó toda su estadía en el parqué a equilibrar las acciones; aunque su extremo defensivo dejó mucho que desear, y las posibilidades de poder revertir dicha realidad, lejos estuvieron.

Como no podía ser de otra manera, LeBron James, The King, no desacelera y su ritmo cada vez es mejor, propio de una grandeza. Promedió, casi, un punto por minuto, es decir, anotó 27 tantos en 28 minutos de juego. El de Akron fue el máximo anotador de los suyos. Mientras que el otro extremo fue de Kevin Love, ya que su mala noche no se vio focalizada tras la gloria de su equipo. Obtuvo 13 rebotes, pero sólo encestó 11 unidades, y concretó 3 de 12 tiros de cancha.

El Quicken Loans Arena fue lo que podría llamarse la escena del crimen, y Atlanta la víctima. Que bien hizo en plantarse frente a unos intensos Cavaliers. Pero no alcanzó y su desgaste se hizo notorio. Millsap logró ser el máximo goleador del equipo con tan sólo 16 tantos, seguido por otro quinteto con doble dígito: Teague (14), Humphries (12), Horford (10), Sefolosha (10) y Muscala (10).