Rompió los pronósticos

En el primer partido de las Finales del Oeste, Oklahoma sorprendió a Golden State y se llevó una gran victoria por 108-102.

Rompió los pronósticos
Foto: NBAndo

Tras barrer a los San Antonio Spurs de los playoffs por 4-2, los Oklahoma City Thunder avanzaron a las Finales de la Conferencia Oeste donde se verían las caras con los impresionantes Golden State Warriors, que venían de superar a los Portland Trial Blazers por 4-1.
A pesar de que en la previa se daba como ganador a los vigentes campeones, Oklahoma tuvo una noche soñada y venció al conjunto de Stephen Curry y compañía por 108-102.

Con una gigante actuación de sus dos máximas estrellas, los Thunder quebraron a los Warriors con los doble-doble de Russell Westbrook (27 puntos y 12 asistencias) y Kevin Durant (26 y 10 rebotes). Entre ambos, se combinaron para anotar y asistir en 78 de los 108 puntos de su equipo.
Para el local, Curry aportó 26 tantos y bajo 10 rebotes, mientras que Klay Thompson firmó 25.

Golden State, superior durante todo el primer tiempo, se llevó el primer cuarto por una buena diferencia de seis (27-21) con una gran noche de los Splash Brothers. Como se preveía, los de Steve Kerr también fueron claramente superiores en el segundo y se fueron al descanso ganando por una enorme ventaja de 13 (60-47).

Sin embargo, lo que parecía una tramite, se terminó transformando en una calamidad. En el penúltimo cuarto, los dirigidos por Billy Donovan convirtieron 38 puntos contra 28 del local. Ahora la diferencia era de apenas de tres unidades. Y el calvario que fue el tercer cuarto para los Warriors, no se detuvo en el cuarto. Nuevamente Oklahoma los superó notablemente, paso al frente en el marcador y prácticamente no le permitió anotar a su rival. Los Thunder encestaron 23 contra los pobres 14 de los últimos campeones y se llevaron una enorme victoria del Oracle Arena, convirtiéndose en el primer equipo en vencer a los Warriors en su casa durante los presentes playoffs.

El segundo encuentro de la serie será el miércoles a las 22:00 hora Argentina en el Oracle Arena.