Puso las cosas en su lugar

Golden State se recuperó y vapuleó a Oklahoma por 118-91 e igualó la serie en uno. Stephen Curry volvió a lucirse con 28 puntos y ahora la llave está abierta para cualquiera de los dos.

Puso las cosas en su lugar
Foto: NBC

Luego de la durísima caída en el primer encuentro de las Finales del Oeste por 108-102, lo que significó la primera derrota en el Oracle Arena para los Golden State Warriors en estos playoffs, los dirigidos por Steve Kerr dejaron los problemas en el pasado y, nuevamente en condición de local, destruyeron a los Oklahoma City Thunder por 118-91 en una nueva exhibición de Stephen Curry & Asociados.

Klay Thompson con 15 puntos, André Iguodala con 14 unidades, Marreese Speights con 13 y Festus Ezeli con 12 se combinaron para ayudar a un intratable Curry para sentenciar el partido en el tercer cuarto. En la visita, Kevin Durant se convirtió en el goleador de la noche con 29 tantos, aunque se poco sirvieron, mientras que un irreconocible Russell Westbrook solamente encestó 16.

Desde el primer segundo de juego, los Warriors salieron a comerse la cancha, tal es así que en poco menos de 10 minutos, la ventaja ya era de 10 (25-16) con seis triples. El local se llevó el primer cuarto por 27-20 y ya demostraba que esta noche sería una ardua tarea detenerlo.

En el segundo, un inspirado Durant, se cargó el equipo al hombro y acercó a los Thunder a tres (35-32). Sin embargo, Golden State no se desesperó y poco a poco fue recuperando ese nivel de juego colectivo que tanto lo caracteriza. Con una enorme defensa de Green y las penetraciones de Ezeli, se fueron al descanso con el marcador a favor por 57-49.

Luego del mismo, solamente les tardó tres minutos a los Warriors sentenciar el encuentro. Curry, en apenas dos minutos, se las arregló para encestar 15 puntos con tres triples, cuatro y un doble. Con poco más de cinco minutos por jugarse, la ventaja ya era de 20 (79-59) y el encuentro estaba prácticamente sentenciado.

Los últimos 10 minutos solamente se jugaron para respetar el reglamento, aunque poco se modificó. Ezeli, Iguodala y Speights se combinaron para ponerle la frutillita al postre y coronar una noche soñada con un gigantesco 118-81 ante un rival siempre difícil como Oklahoma.

El tercer partido será el domingo a las 21:00 hora Argentina en el Chesapeake Energy Arena.