Weber Bahia le dio el primer golpe al Pentacampeón.

A Peñarol le costó caro su inactividad y cayó con Bahía Basket por 90 - 82 en su primer choque por semifinales de la Liga Nacional en el Polideportivo Islas Malvinas. En los bahienses se destacaron Lucio Redivo con 24 puntos y Juan Pablo Vaulet con 17.

Weber Bahia le dio el primer golpe al Pentacampeón.
Lucio Redivo frente a la marca de Alejandro Diez / Foto: Marcadeportiva

La buena temporada del milrrayitas le dio la posibilidad de acomodarse en el segundo lugar de la Conferencia Sur y tener la ventaja de arrancar días más tarde desde la llave de semifinales.  Ese descanso le otorgó a Sergio Hernández poder  recuperar varios jugadores lesionados, fundamentales para el armado del equipo. 

Por su lado, Weber Bahía venía de pelear hasta el último suspiro con Argentino de Junín. Superó un match point abajo, en el Fortín de las Morochas, con un doble de Lucio Redivo en los segundos finales. Luego en la capital del básquet se impuso para avanzar a la siguiente fase.

Muchas veces el cansancio acumulado después de una llave larga trae complicaciones, pero la juventud y las ganas de la visita demostró que no es un impedimento. 

Los dirigidos por Sebastian Ginóbili arrancaron muy metidos y sacaron el primer parcial favorable de 8-0 (10-2). Con el protagonismo de Juan Pablo Vaulet (17) y Lucio Redivo (24), la visita aumento la diferencia y se encaminó al cierre con una máxima de once puntos. (24-13)

Los locales entendieron rápidamente las indicaciones entre un cuarto y otro y con el correr de los minutos fueron minimizando la superioridad inicial de los bahienses. Con un trabajo cauteloso en defensa y buenos tiros en ataque, Alejandro Diez (8) les mostró el pasillo por donde encaminarse a la remontada. Peñarol pasó de estar 11 puntos abajo a comandar las acciones con una diferencia de dos triples.(40-34)

El tercer periodo se vio nuevamente muy parejo. La distancia era de una posesión, en la visita tuvo un gran ingreso Santiago Vaulet (13) que contribuyó con la gran noche del convocado por Nicolás Casalanguida a la Selección, Lucio Redivo. De todas formas, Peñarol mantuvo la ventaja por la mínima pero se veía que Bahía podía obtener algo más.

Lo que se intuía a finales del tercero se concretó en el último chico. La visita con un ritmo desequilibrante tomó la  ventaja y manejo con facilidad el cierre con diferencia de entre ocho a 11 puntos. Los hermanos Vaulet y el escolta Redivo cerraron la primera función de las semifinales con victoria y podrán concluir la serie manteniendo en casa sus dos juegos. Eso si primero deberá disputar el segundo nuevamente el domingo desde las 20 en el Polideportivo.