Golden State forzó el sexto juego

Con mucha autoridad, los Warriors se impusieron 120-111 ante los Thunder y descontaron para ponerse 2-3 en las Finales del Oeste e intentar definir todo en el séptimo y último partido. Curry fue el goleador del vencedor con 31 puntos.

Golden State forzó el sexto juego
Foto: Diario Perfil

Jamás hay que dar por muerto a un vigente campeón. Si bien los Golden State Warriors han tenido altibajos en los actuales Playoffs, hasta el momento han demostrado que son capaces de revertir cualquier situación y vapulear a cualquier franquicia que se le cruce en el camino.

Con la desventaja de ir perdiendo 1-3 ante un arrasador Oklahoma City Thunder en las Finales de Conferencia, los dirigidos por Steve Kerr volvieron a tener esa fiereza y actitud que los caracterizó durante toda la temporada regular y superaron a su par por 120-111 en condición de local.

La gigantesca actuación de los Splash Brothers opacó la notable noche del dúo dinámico de Oklahoma. Stephen Curry se las arregló para firmar 31 unidades, siete rebotes y seis asistencias y Klay Thompson con 27 tantos. Kevin Durant fue el goleador del partido con 40 puntos y Russell Westbrook también tuvo una gran performance al encestar 31.

De entrada, Golden State llego a sacar 10 de ventaja (22-12), gracias a los triples de Curry y los movimientos en la pintura del australiano Andrew Bogut. Entre el escolta André Robertson y Durant, Oklahoma se las arregló para acortar la brecha y terminar el primer cuarto perdiendo por cuatro (25-21).

La reacción de los Thunder continuó, pero el temible juego de los Warriors era aún mejor. La dupla Durant-Westbrook se puso el equipo al hombro y poco a poco fue reduciendo la ventaja. A pocos segundos de finalizar el segundo acto, Westbrook clavo un bombazo y puso a su equipo abajo por la mínima (40-39).

Los de Billy Donovan salieron al segundo tiempo a comerse la cancha y rápidamente igualaron en 65. Otro triple del talentoso escolta dejo a la visita arriba en el marcador por primera vez en la noche (67-68). Con una buena defensa de Draymond Green y Thompson, los Warriors volvieron a tomar las riendas del encuentro y cerraron el tercero 81-77 a favor.

Un impresionante parcial de 39-34 en los últimos 10 minutos le dio una nueva victoria a Golden State y una nueva vida, que intentarán aprovechar este sábado a partir de las 22:00 hora Argentina en el Chesapeake Energy Arena.