Muestra de carácter en el Casanova

Los bahienses aparecieron en el momento indicado para llevarse el encuentro frente a San Lorenzo por 78-62 . Con esta victoria, los comandados por el Sepo Ginóbili lograron un triunfo fundamental para emparejar la final y tener esperanzas de dar vuelta la serie.

Muestra de carácter en el Casanova
(Imagen: La Liga Contenidos)
Bahía Basket
78 62
San Lorenzo

Bahía Blanca está convulsionada con la participación del conjunto dirigido por Sebastián Ginóbili en la final de la Liga Nacional. Más sabiendo que en la vereda de enfrente se encuentra San Lorenzo. Luego de la derrota en el primer juego y sumado a la grave lesión de Santiago Vaulet- rotura de ligamento cruzado anterior, ligamento lateral externo y menisco externo de la rodilla izquierda- los de celeste estaban obligados a ganar para no tener que ir a Caballito con la soga al cuello. 

En los momentos más complicados este equipo bahiense nunca se rinde, siempre se levanta y sale adelante. Es muy probable que sea por el espíritu juvenil que tiene y que tanto le dio resultados. A pesar de enterarse de que el más chico de los hermanos Vaulet no iba a poder estar presente en la final, todos sus compañeros salieron a defender la camiseta y desdibujaron a un Ciclón que hace sólo dos días atrás había logrado una cómoda victoria. 

El primer tiempo fue liderado por el dueño de casa en su totalidad. Manejó los tiempos y supo encontrar los espacios para atacar la defensa zonal propuesta por Julio Lamas. La dupla ofensiva de Juan Pablo Vaulet (17 pts-9 reb) y Lucio Redivo (16 pts) fue clave para poner en ventaja a Bahía ya en los primeros 20 minutos (40-30). San Lorenzo no encontró el rumbo y sus exponentes no aparecieron como si lo habían hecho en el enfrentamiento pasado.

Sin sobresaltos, el local llegó al último segmento manteniendo la diferencia en el marcador (61-53). Aunque el Ciclón se llevó el tercer parcial por 23 a 21, con un buen aporte del extranjero Marcus Elliott (16 pts), no alcanzó para tener alguna posibilidad de remontar el resultado.

Gracias a las corridas en ataque de Máximo Fjellerup (16 pts)Bahía aprovechó la desesperación del rival para aumentar la distancia. Finalmente, el juego fuerte en la zona pintada de Anthony Johnson (16 pts-14 reb) y Levy Cox (12 pts) sentenció el match con un contundente 78 a 62. La Conferencia Sur está para cualquiera y ahora se mudará al Héctor Etchart (Ferro) para seguir con esta apasionante final. El tercer juego será el próximo domingo 5 de junio, a las 21 hs.