Festejo extranjero

Te mostramos quienes son los tres extranjeros de San Lorenzo, que luego de coronarse campeones de La Liga, charlaron con Vavel sobre las sensaciones vividas en la temporada. Imperdible.

Festejo extranjero
Elliot, Matthew y Jhonson. | Foto Vavel - @JoacoCozzi

 San Lorenzo es el campeón. Una de las grandes diferencias que sacó el equipo, en especial en la serie final, fue el largo plantel que tuvo el Ciclón y la posibilidad de hacer grandes rotaciones incluso en los partidos importantes. Dentro de la extensa lista de jugadores, se destacaron los tres foráneos: Matthew Bryan, Roquez Jhonson y Marcus Elliott. Éstos tres fueron quienes cerraron la temporada, además de los que se fueron en medio de la competencia.

 Jhonson fue el primero en llegar. El ala-pívot de 23 años llegó en agosto del año pasado, proveniente de la Universidad de Mississipi, donde estudió arquitectura 4 años. Fue la primera experiencia fuera de su país para el hombre de 2 metros, que disputó 65 partidos y promedió 6 puntos y 4 rebotes en 15 minutos.

 Luego de quedar eliminado en Uruguay, llegó al Cuervo Marcus Elliott, escolta que había tenido un fugaz paso en La Unión de Formosa. Mide 1,91 y jugó un promedio de 27 minutos en los que anotó 12 puntos y aportó 4 rebotes en 32 partidos.

 El último en llegar fue el inglés Matthew Bryan Amaning, en abril, tras perder la final de la Liga Mexicana con los Soles de Mexicali. Ala-pivot, de 2,08 mts. Disputó sólo 18 juegos, en los que promedió 15 puntos y 6 rebotes, en 26 minutos.

 Pregunta: ¿Cómo fue la previa al partido del jueves?

 Marcus Elliott: Normal. La misma rutina de siempre. Por más que era un juego de campeonato nos preparamos igual que para todos los partidos. En ese sentido no tenía nada de especial. 

 P: ¿Sintieron que el jueves era 'su' día?

 M.E: ¡Claro que sí! Todos los partidos sentimos que es nuestro día.

 P: ¿Qué imagen se llevan de La Unión de Formosa?

 Roquez Jhonson: Es un gran equipo, con un gran entrenador, buenos jugadores, pero los cinco titulares juegan más de 30 minutos por partidos y así se hace muy difícil ganar una serie. El desgaste se notó mucho y ahí sacamos diferencia.

 P: Torin Francis tuvo unos primeros juegos con números asombrosos, pero después se apagó. ¿Hubo una marca especial en los últimos partidos?

 M.E: Francis fue durante toda la serie la opción número uno de La Unión. Y cuando sos la opción uno todas las pelotas terminan en vos en la mayoría de las jugadas. Hizo un gran trabajo. No, no hubo ninguna defensa especial contra él, defendimos como con cualquier jugador.

 P: ¿Alguno tuvo que cumplir alguna promesa luego de coronarse campeón?

 Matthew Bryan: No, ninguno prometió nada. Estábamos todos muy enfocados en entrenar duro, en hacer las cosas de manera seria, y cuando la seriedad es la que predomina en un grupo, no da lugar a ninguna locura de promesa o algo así.