Golden State rompió el mercado

Golden State rompió el mercado
Foto: VaskySports

Posiblemente esta sea la mayor transferencia en los últimos 10 años de la NBA. La aventura de nueve años de Kevin Durant en los Oklahoma City Thunder finalizó hoy por la tarde, al dar la noticia de que el alero de 27 años finalmente ha aptado por cambiar de aire y formar parte de una nueva franquicia. El fenómeno Golden State Warriors se ha hecho con los servicios de Durant durante los próximos dos años, a cambio de $us54,3.

Durant ya había mantenido conversaciones con los Boston Celtics y Los Ángeles Clippers, a los que rechazó y con Oklahoma para renovar su contrato. Tras un fin de semana de incertidumbre, la estrella de la NBA ha comunicado que, a partir de la siguiente temporada, compartirá equipo con Stephen Curry & compañía.

A raíz de esto, el pívot Andrew Bogut se convirtió en nuevo jugador de los Dallas Mavericks por una futura segunda ronda en el draft. Mientras que Harrison Barnes también abandonó San Francisco y su nuevo equipo también será los Mavs, a cambio de cuatro temporadas y 94 millones de dólares.

Curry, Klay Thompson, André Iguodala, Draymond Green y Kevin Durant, ¿Habrá alguien que pueda pararlos?

El comunicado de Durant:           

“Esto ha sido, por mucho, las más desafiantes semanas en mi vida profesional. Entendí que estaba frente a una encrucijada en mi evolución como jugador y como hombre, y que eso llegó con opciones excepcionalmente difíciles. Lo que no imaginaba, sin embargo, era la gama de emociones que se sentiría durante este proceso.

El mandato principal que tenía para tomar esta decisión era basarlo en el potencial de mi crecimiento como jugador. Pero también estoy en un punto en mi vida donde es de igual importancia encontrar una oportunidad que aliente mi evolución como hombre: salir de mi zona de confort, a una nueva ciudad y comunidad que ofrezca el mayor potencial de mi crecimiento personal. Con esto en mente, he decidido que voy a unirme a los Golden State Warriors.

Soy de Washington, DC originalmente, pero Oklahoma City es donde realmente me crié. Aprendí mucho acerca de la familia, así como lo que significa ser un hombre. No hay palabras para expresar lo que la organización y la comunidad significan para mí, y lo que van a representar en mi vida y en mi corazón para siempre. Los recuerdos y las amistades son algo que van mucho más allá del juego. Esas relaciones invaluables son lo que hizo esta deliberación tan desafiante.

Realmente me duele saber que voy a defraudar a tanta gente con esta elección, pero creo que estoy haciendo lo que siento es lo correcto en este momento de mi vida y mi carrera como jugador.

Voy a extrañar a Oklahoma City, y el papel que he tenido en la construcción de este equipo notable. Recordaré siempre las relaciones dentro de la organización: los amigos y compañeros de equipo con los que fui a la guerra en la cancha durante nueve años, y todos los aficionados y la gente de la comunidad. Ellos siempre han tenido mi espalda sin condiciones, y no puedo estar más agradecido por lo que han significado para mi familia y para mí.”