2010-Presente: el fin y el comienzo de una era

El tiempo ha pasado y el básquet argentino tuvo un recambio. Su gloriosa generación dorada se fue desarmando, haciendo paso a nuevos nombres con un claro objetivo: mantenerse en la elite del deporte.

2010-Presente: el fin y el comienzo de una era
Foto: CABB

SELECCIÓN ARGENTINA

Luego de la eliminación en el mundial de Turquía 2010 a manos de Lituania por 104-85, y de la victoria ante España por el quinto puesto, la generación dorada de Argentina transitaba sus últimos pasos como equipo, o eso parecía verse en ese momento. Apoyados por toda la nación que representaron con orgullo, comenzaban una etapa de recambio pensando en el próximo preolímpico de Mar del Plata y en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, si lograban clasificar consagrándose en el FIBA de las Americas.

El banco de entrenador dejaba de ser SergioovejaHernández, quien agarró la selección que se consagró con el oro en Atenas 2004 con Rubén Magnano. Su reemplazante sería nada menos que Julio Lamas, quien formó a los históricos jugadores entre 1997 y 2001. Dicho cargo lo responsabilizó de formar un equipo dispuesto a clasificar a Londres 2012.

PREOLÍMPICO 2011

Emmanuel David Ginóbili, más conocido por todos como ‘Manu’, volvió a vestir la camiseta de su selección, luego de negarse a participar en el mundial 2010. El escolta estelar de la NBA aceptó el reto de campeonar con la selección en su propio país, como ya lo había hecho en 2001, cuando Argentina se consagró en Neuquén.

Con la gloria en sus espaldas y todo por ganar, la gran mayoría de los históricos dorados iban a disputar el preolímpico en Mar del Plata, como tal fue el caso de ‘PepeSánchez, quien volvía después de 5 años.

La lista de convocados encendió la ilusión de todo un país. Muchos nombres ‘NBA’, otros de Europa y algunos de la Liga Nacional conformaban dicho equipo.

Convocados para el Preolímpico de Mar del Plata 2011:

Bases: Pablo Prigioni, Juan Ignacio Sánchez, Juan Pablo Figueroa.
Escoltas: Emmanuel David Ginóbili, Carlos Francisco Delfino.
Aleros: Hernán Emilio Jasen, Andrés Marcelo Nocioni, Alfredo Paolo Quinteros.
Ala-pívotes: Leonardo Martín Gutierrez, Luis Alberto Scola, Leonardo Andrés Minoldi, Guillermo Federico Kammerichs.
Pivotes: Fabricio Raúl Jesús Oberto, Darío Leiva.

El 30 de Agosto de 2011, con estos nombres ya preparados para un nuevo reto, la selección Argentina comenzaba el preolímpico como local, en el grupo "B" integrado también por Puerto Rico, Uruguay, Panamá y Paraguay. En dicha clasificación, la selección superó a todos con facilidad, ganando los cuatro enfrentamientos y liderando la zona con ocho puntos.

Ya en zona decisiva, Argentina logró vencer a Puerto Rico por apenas dos puntos (81-79) y con la suerte de ver fallar a JJ Barea un triple sobre la bocina, metiéndose en la final ante Brasil.

En una final histórica, la selección Argentina logró imponerse por 80-75 ante el poderío brasilero y consagrarse así nuevamente en el FIBA Américas ante su público, obteniendo también el boleto a Londres 2012, donde la ilusión de medalla seguía intacta.

JUEGOS OLÍMPICOS LONDRES 2012

La expectativa generada por el conjunto argentino inundaba las esperanzas de todos. Nuevamente, la generación más ganadora del deporte nacional, se enfrentaba ante su historia y atesoraba la misión de conseguir su tercera medalla consecutiva. Entre los convocados, figuraron muchos jóvenes que prometían seguir con el legado ganador de una histórica camada.

Convocados a los Juegos Olímpicos de Río 2016:

Bases: Pablo Prigioni, Nicolás Laprovittola, Facundo Campazzo.
Escoltas: Emmanuel David Ginóbili, Carlos Francisco Delfino, Alfredo Paolo Quinteros.
Aleros: Andrés Marcelo Nocioni, Hernán Emilio Jasen, Marcos Daniel Mata.
Ala-pivotes: Luis Alberto Scola, Guillermo Federico Kammerichs, Leandro Martín Gutierrez, Leonardo Andrés Mainoldi.
Pivotes: Juan Pedro Gutiérrez, Marcos Darío Leiva.

Con dichos nombres, Argentina integraría el grupo "A" junto a Estados Unidos, Francia, Lituania, Nigeria y Túnez. Un grupo donde el conjunto albiceleste logró vencer en tres ocasiones y cayó derrotado ante Francia y el ‘USA Team’, consiguiendo así clasificar en la tercera posición, ante las cuatro plazas disponibles.

En cuartos, nuevamente Brasil iba a ser víctima del equipo dirigido por Julio Lamas, ya que avanzaban a semifinales luego de derrotarlos por 82-77. En el cruce más difícil de la competencia, ante Estados Unidos, el conjunto nacional se vio claramente superado por 109-83, ingresando a la lucha por el bronce ante Rusia. El encuentro por el tercer puesto fue una de las derrotas más dolorosas en la historia del básquetbol argentino, ya que a falta de un minuto el resultado que hasta el momento era favorable, se revirtió y consagró a los rusos con una de bronce, dejando en lagrimas la ilusión de llevar al país la tercer medalla consecutiva, pero con el orgullo en alto de haberlo dado todo hasta en el último segundo.

2013: EL ALMA

Con muchas dudas respecto al futuro de varios históricos, Argentina se preparaba para el FIBA Américas 2013 en Venezuela, el campeonato ‘Premundial’ que daba cuatro lugares al Mundial de España 2014.

En dicho torneo Argentina integró el grupo "B" junto a México, Venezuela, República Dominicana y Paraguay, ganando tres de los cuatro juegos que disputó y clasificando en la primera posición. No obstante, en la segunda ronda iba a tener un récord de cuatro victorias y tres derrotas, igualando con Venezuela pero con una diferencia de 19-10, esto permitió al conjunto nacional clasificar a semifinales y hacerse con un lugar en el Mundial 2014. Argentina terminó en la tercera posición, luego de vencer a Republica Dominicana por 103-93.

MUNDIAL ESPAÑA 2014

Manu’ Ginobili, el máximo exponente argentino de los últimos tiempos, confesó que no iba a ir al mundial, quitándole importancia al campeonato y dejando cierta duda de su vuelta. La ausencia del escolta, sumado a la lesión que arrastraba Carlos Delfino, iban a dar un pie casi definitivo de recambio generacional. Julio Lamas convocaba un combinado de jóvenes e históricos para disputar un mundial donde ya no serían candidatos.

Bases: Facundo Campazzo, Pablo Prigioni y Nicolás Laprovittola.
Escolta: Selem Safar.
Aleros: Andrés Nocioni, Walter Herrmann, Marcos Mata.
Ala-pivotes: Leonardo Gutiérrez, Luis Scola, Tayavek Gallizzi.
Pivotes: Marcos Delia, Matías Bortolin.

El conjunto de Lamas, que integraba el grupo "B" junto a Grecia, Croacia, Senegal, Filipinas y Puerto Rico, logró ganar tres de los cinco duelos en la fase de grupos, permitiendo así la clasificación a octavos de final. En esta fase eliminatoria, tocaba enfrentarse nuevamente Brasil, quienes sufrieron de forma consecutiva las eliminaciones en manos argentinas, pero esta vez el nivel de los que vestían de amarillo y verde fue superior, ya con baile incluido los superaron por 85-65.

2015: EL RECAMBIO

A fines de 2014, Sergio Santos Hernández, conocido por todos como ‘Oveja’ volvía a tomar el cargo de entrenador, así como lo hizo desde 2004 a 2011. Dándole lugar a un recambio total, con jóvenes promesas y algunos históricos que tirarían del carro.

El FIBA Américas México 2015, "preolímpico 2016", iba a dar dos lugares para los Juegos Olímpicos de Río. El entrenador Hernández confió en los siguientes nombres para disputar dicho torneo:

Bases: Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola.
Escoltas: Nicolás Richotti, Nicolás Brussino, Selem Safar.
Aleros: Andrés Nocioni, Gabriel Deck, Patricio Garino.
Ala-pivotes: Luis Scola, Leonardo Mainoldi.
Pivotes: Marcos Delía, Tayavek Gallizzi.

Argentina integró el grupo "B", junto a Canadá, Venezuela, Puerto Rico y Cuba. En dicha fase logró ganar todos los partidos, permitiendo ir a segunda ronda, donde terminó en la segunda posición tras ganar seis de los siete encuentros disputados. En el juego del todo por el todo ante el local México, donde quien ganaba iba directo a Río, Argentina se vistió de historia y lo superó sobre el final por 78-70, permitiendo así entrar a los Juegos Olímpicos entre festejos y lágrimas.

2016: RÍO Y LA VUELTA DE GINÓBILI

Encaminados en el último tramo de la generación más ganadora del deporte argentino, el emblema Emmanuel David Ginóbili decidió volver a la selección para disputar su último torneo, ilusionando a todo un país con una medalla. Dicha vuelta no iba a ser la única, ya que después de varias pruebas, el escolta Carlos Delfino también volvió después de casi tres años sin actividad.

No todo fue alegría para Argentina, ya que Pablo Prigioni, ganador de la medalla de bronce en Pekín 2008, se retiró de la selección siendo el máximo referente en la posición de base que haya existido en la historia del país.

Sergio Hernández no tardó en dar la lista definitiva, ya que 16 de Julio anunció sus 12 convocados:

Bases: Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola.
Escoltas: Emmanuel Ginóbili, Carlos Delfino, Nicolás Brussino.
Aleros: Andrés Nocioni, Patricio Garino, Gabriel Deck.
Ala-Pivotes: Luis Scola, Leonardo Mainoldi.
Pivotes: Marcos Delía, Roberto Acuña.

La selección, con un claro cambio de caras, se prepara para despedir a cuatro de los exponentes más grandes de toda su historia, en unos Juegos Olímpicos que podrán quedar grabados en la memoria de todos.