Estados Unidos aplasto a China en el debut

Estados Unidos venció cómodamente a China por 119-62 en su primer partido de Rio 2016. Kevin Durant fue el goleador con 25 puntos.

Estados Unidos aplasto a China en el debut
Foto: Bleacher Report

Estados Unidos, el gran favorito de la competencia, aplastó a China por 119-62 en la jornada inaugural del básquetbol. El equipo de Mike Krzyzewski no tuvo perdón ante el combinado asiatico, el cual promedia los 23 años de edad.

RESUMEN DEL PARTIDO

China comenzó con una buena presión, intentando arremeter una buena ventaja desde el inicio, pero rápidamente ese buen momento defensivo se apagó con tres pérdidas seguidas, algo que avivó el fuego de las estrellas NBA. Estados Unidos se encontró rápido en el partido, colocándose al frente por 17-6 a falta de 3:28 del primer descanso corto. La rotación del conjunto americano siguió con la misma efectividad en ataque, ampliando la ventaja a 30-10 al final del primer cuarto.

En el segundo cuarto, Estados Unidos comenzó a lucirse con volcadas de Paul George y DeMar DeRozan. La diferencia en cancha era muy notoria, pese al buen nivel ofensivo que mostraba el joven equipo chino. Luego de tres triples al hilo de Kevin Durant, el equipo de Mike Krzyzewski fue al descanso largo con ventaja de 59-30. 

En el comienzo de las acciones, China se mostró mucho mejor. El conjunto asiático comenzó con un parcial de 8-4, para acortar distancias a 27 (67-40), debido a las buenas actuaciones en rebotes ofensivos y una alineada defensa. No obstante, Estados Unidos volvió a encontrar un amplio margen, de la mano de Kevin Durant y Kyrie Irving, con una enorme cantidad de bombas para ir al último cuarto con ventaja de 91-47.

El cuarto final fue para maquillar el resultado, con los mejores jugadores, porque hasta los suplentes que llevó Estados Unidos también son conocidos estelares. Paul George comandó el equipo en el final, con la ayuda de varios triples de Kevin Durant, los favoritos del Básquet terminaron ganando en el partido inaugural por 119-62 ante una desconcertada China.