Sufrió, pero sigue invicto

Estados Unidos volvió a ganar, aunque esta vez le costó más de la cuenta; derrotó 94-91 a Serbia en la cuarta jornada del grupo A. Es cierto que el Dream Team no brilló, pero le alcanzó la efectividad de sus estrellas para llevarse un durísimo encuentro. Ahora, USA cerrará el domingo ante Francia, mientras que Serbia buscará sellar su pasaje a cuartos ante China.

Sufrió, pero sigue invicto
Kyrie Irving, el jugador más desequilibrante de Estados Unidos en el partido. / Foto: Basket 4 us.
Estados Unidos
94 91
Serbia

No hubo un gran rendimiento, pero el peso específico de sus estrellas le dieron a Estados Unidos la cuarta victoria de los Juegos Olímpicos y se aseguró el primer puesto del grupo A. El Dream Team venció 94-91 a Serbia, que tuvo la última chance en las manos de Bogdanovic, sufriendo mucho y con un gran nivel serbio. Kyrie Irving fue el máximo anotador por parte de USA con 15 puntos y cuatro asistencias y el mejor jugador del encuentro, seguido por DeAndre Jordan que aportó 13 puntos y un solo rebote (raro en él), y por detrás Carmelo Anthony,  Kevin Durant y Paul George con 12 unidades, aunque el alero de Indiana también capturó nueve rebotes y el nuevo jugador de Golden State, cinco. DeMar DeRozan con 11 tantos, fue otro de los que terminó con doble dígito en el equipo del Coach K.

Si bien Estados Unidos sacó una ventaja de 12 puntos al finalizar el primer cuarto (27-15) y tuvo un comienzo demoledor, con un 21-5 en los primeros seis minutos, poco a poco Serbia se fue arrimando, descontando unidades. El segundo parcial terminó 50-41 a favor de los norteamericanos, pero con buenos momentos de los europeos; el tercer cuarto fue muy parejo y finalizó con 10 puntos de ventaja para los del Coach K (72-62), que parecía dar por terminado el encuentro. Sin embargo, los serbios tuvieron unos minutos finales de alto nivel; tanto es así que a 1:18 minutos del final, Milos Teodosic (18 puntos y seis asistencias) metió un triple que pusó el 91-94 y hacía que el final tuviera suspenso. En la réplica falló Irving y, en la última, Bojan Bogdanovic erró el triple que igualaba el partido y lo llevaba a un tiempo extra.

Junto al base serbio, otro que tuvo una gran actuación fue Nikola Jokic, pívot de Denver, sumando 25 puntos (máximo anotador del partido) y seis rebotes; Miroslav Raduljica aportó otras 18 unidades. Éstos, junto también a Bojan Bogdanovic (siete puntos), guiaron a Serbia a una remontada que estuvo muy cerca. Ahora, Serbia define su suerte ante China, el domingo, mientras que Estados Unidos buscará estirar su invicto en los JJ.OO cuando enfrente a Francia, también el domingo.