Debut y victoria para Boca

El conjunto de Ronaldo Córdoba venció a Obras Basket por 82-80, en la Bombonerita, en un partido que lo tuvo siempre abajo en el marcador. Muestra de carácter y un triunfo importante para comenzar el torneo de la mejor manera.

Debut y victoria para Boca
Lucas Pérez, con 20 puntos, fue el máximo anotador del Xeneize (Imagen: La Liga Contenidos)
Boca Juniors
82 80
Obras Basket
Boca Juniors: Lucas Pérez (20 pts-5/9 triples y 10 asistencias), Marcus James (15 pts), O. Funes (13 pts), Lucas Gargallo (11 pts), Fotios Lampropoulos (10 pts), Chris Johnson (8 pts) y Eduardo Vasirani (5 pts).
Obras Basket: Walter Herrmann (24 pts), Dennis Horner (19 pts y 10 reb), Pedro Barral (13 pts), Tomás Zanzottera (13 pts), Todd Brown Jr. (5 pts), Martín Leiva (4 pts) y Matías Bortolín (2 pts).
MARCADOR: 14-17, 15-17, 26-34 y 27-12.
ÁRBITRO: Diego Rougier y Mario Aluz.
INCIDENCIAS: Liga Nacional (Temporada 2016/17).

La espera terminó para Boca Juniors y Obras Basket luego de que ambos equipos hicieran sus respectivas pretemporadas. El Xeneize, hoy dirigido por Ronaldo Córdoba, está en pleno proceso de conocimiento del plantel y quería empezar el campeonato con una victoria en su casa. Del otro lado, el conjunto de Nicolás Casalánguida, también con varias figuritas nuevas como la de Walter Herrmann y Martín Leiva, visitó el Luis Conde por la primera fecha de la Conferencia Sur.

Luego de tanto tiempo, la naranja volvió a picar y encontró un partido muy parejo. Aunque hay diferencia entre los planteles, en el primer tiempo no hubo distancia en el juego y, tampoco, en el resultado.

El cuarto inicial fue favorable para el Rockero, por 14-17, con la ofensiva del experimentado “Conde” Herrmann (goleador de la noche con 24 pts) y Dennis Horner rompiendo la defensa en la zona pintada. Los de La Boca, con un equipo completamente nuevo, intentaron imponer su juego. Sin embargo, en el segundo período no cambió el estilo del partido. La visita siguió arriba en el resultado con una ventaja de cinco puntos (29-34).

La otra mitad del match fue totalmente diferente: el Auriazul se puso a dos puntos recién empezado el tercer segmento. Pero Obras, que le dio minutos a todos a sus jugadores, volvió a atacar con intensidad y sacó una diferencia de ocho.

Esa ventaja se fue alargando, ya que el Tachero llegó a una máxima de 15 puntos (52-37) gracias a los lanzamientos del perímetro y algunas pérdidas del Xeneize que permitieron ataques rápidos.

Lucas Pérez, actual base del Auriazul y ex Quimsa, tuvo un pasaje de 11 tantos y fue la carta en la que apostó Córdoba para la esperanza de remontar el cotejo. Esto sirvió anímicamente y levantó al conjunto de la Ribera para ponerse a solamente tres puntos (71-74).

No está muerto quien pelea: ese fue el lema boquense para jugarle de igual a igual a un duro equipo y posible candidato a ser campeón. Y como si fuera poco, empató el match en 77 a falta de dos minutos para el cierre.

Cuando terminaba el partido y parecía que Obras se llevaba el triunfo, Lucas Gargallo se vistió de héroe y con un increíble rebote puso en ventaja al local por la mínima (81-80). La última posición para la visita no fue aprovechada y el Xeneize lo definió desde la línea para quedarse con el triunfo (82-80). Hay que recordar que con esta victoria, terminó una racha negativa de cuatro derrotas consecutivas contra el equipo de Núñez, ya que todos los enfrentamientos de la temporada pasada fueron para el Aurinegro.

Debut soñado para los comandados por el Profe Córdoba en el camino de la reconstrucción de este "nuevo" Boca.