Houston se comió una gran manzana

El equipo texano venció anoche categóricamente por 130 a 103 a New York Knicks en su segundo amistoso de pretemporada, lo cual deja muy tranquilo a su coach Mike D'Antoni.

Houston se comió una gran manzana
Houston logró una merecida victoria contra los Knicks. Foto: Houston Toyota Center

Los Houston Rockets y los New York Knicks se enfrentaron en lo que en la previa se veía como un encuentro muy duro que se definiría en los segundos finales, más teniendo en cuenta el equipo que logró conformar Phil Jackson, presidente del equipo de la Gran Manzana.

El trámite del partido se resolvió en los dos primeros cuartos, donde el equipo dirigido por D’Antoni sacó una gran ventaja en donde se llevó 27 a 15 y 41 a 27 el primer y segundo cuarto, respectivamente. El resto de los cuartos sirvió para darle rodajes a los novatos y a los jugadores que pelean por un lugar en el roster final. El triunfo se basó en la gran tarea que logró James Harden, quien convirtió 28 puntos (7-11 en tiros de campo, 4-8 en tiros de tres puntos y 10-12 en tiros libres) y 11 asistencias con lo cual fue nombrado jugador del partido. Pero el base no trabajó sólo sino que recibió una gran mano del ala pívot Ryan Anderson que metió 26 puntos, incluyendo 7 triples en su planilla para llevarse una gran victoria que deja contentos a sus simpatizantes. El base argentino Pablo Prigioni, solamente estuvo en cancha durante 6 minutos, en los cuales encestó su único tiro de tres puntos y consiguió repartir 2 asistencias. Mientras tanto que los Knicks tuvieron la labor destacada de Kristaps Porzingis, quien anotó 22 puntos con 5 triples, secundado por Derrick Rose y Carmelo Anthony, quienes hicieron 16 y 10 unidades, respectivamente.

El siguiente encuentro de Houston será el 9 de octubre, donde esta vez el rival será New Orleans Pelicans, partido que comenzará a partir de las 21 horas en Argentina.