Una fiesta para Durant

El alero sumó 21 puntos en su nueva casa mientras que Golden State aplastó por 120-75 a Los Ángeles Clippers. Más allá de ser un juego de preparación, el Oracle Arena lo vivió como un juego de Playoff. Klay Thompson fue el goleador de la noche con 30 unidades.

Una fiesta para Durant
El jugador tuvo su primer partido en Oakland tras su salida de Oklahoma. Foto: NBA

Después de 108 días de aquella dura derrota en el séptimo partido ante Cleveland –donde Golden State estuvo arriba 3-1 en la serie-, los Warriors volvieron a jugar en el Oracle Arena. Pero como se trataba del debut como local de una superestrella como Kevin Durant, el hecho de que sea un partido amistoso no importó. El estadio ubicado en Oakland se vivió como una fiesta gracias a un público que se mostró tan encendido como lo suele hacer durante cualquier partido oficial

Por lo que haya sido, Golden State se mostró listo para la temporada ya que aplastó por 120-75 a Los Ángeles Clippers. El súper equipo de Steve Kerr sabe que todavía tiene aspectos que mejorar porque los otros conjuntos no están al 100%, pero una diferencia de 45 puntos es más que valorable para seguir trabajando.

La primera mitad dio la clara muestra que el vigente bicampeón del oeste es el gran candidato a quedarse con el título general este año. Ya en la primera acción Durant se llevó una gran ovación gracias a un triple asistido por Curry. Desde entonces, tanto el capitán como la nueva figura del equipo fueron ganando confianza mientras el local tuvo un claro dominio sobre su rival. El conjunto de Doc Rivers pudo hacer poco ante las ansias del inicio de la temporada de un dueño de casa que tuvo la mano caliente para cerrar la primera docena de minutos 35-19.

En el segundo cuarto el panorama empeoró para uno de los equipos representantes de Los Ángeles. Mientras que de un lado se estaban sumando los primeros minutos después del verano, Klay Thompson clavó tres bombazos consecutivos para sumar 12 puntos en el parcial, mientras que Kevin Durant añadió 11 unidades para que el juego de Golden State sea perfecto. A partir de estas producciones, el marcador al vestuario fue con el partido sentenciado 71-33.

Si alguna ínfima chance le quedaba a los Clippers de recuperarse, ésta se desvaneció en los primeros minutos de la segunda mitad. Ahí fue el momento en donde Curry y Green tomaron parte del show para que el local tenga una racha de 18-3 (89-36). Desde allí fue un duelo para los suplentes mientras que la visita no perdió la calma al tratarse de un juego de preparación. El marcador final indicó un 120-75.