Paliza en el Palacio

Los Pistons fueron muy superiores y vencieron a los Bucks por 102-78. Kentavius Caldwell-Pope tuvo una gran noche, acertando 6 triples para terminar el juego con 23 puntos.

Paliza en el Palacio
El ayuda-base acertó cinco bombazos en el tercer cuarto. Por: Getty Images

En el día que Michael Carter Williams fue intercambiado para la llegada de Tony Snell desde Chicago, Milwaukee estuvo lejos de tener un buen rendimiento. Ante Detroit en el Palacio de Auburn Hills, el equipo de Jason Kidd no pudo terminar de dar el golpe más allá de la gran cantidad de minutos en cancha de sus titulares y el local aprovechó para tomar confianza con un 102-78.

Los Bucks solo estuvieron firmes durante el primer cuarto. Después de unos primeros minutos parejos, los visitantes encontraron una gran forma en defensa para complicar a sus rivales y pudieron jugar de contraataque. Liderados por la bestia griega Giannis Antetokounmpo, Jabari Parker y Mirza Teletovic, los dirigidos por Kidd atacaron constantemente el aro y tuvieron una racha de 16-3 (20-7). Más allá de esto, los Pistons maquillaron su flojo período para acabarlo 26-16.

Milwaukee abrió mejor el segundo parcial con una racha de 6-1 que luego se fue a un 20-13 (46-29) por los triples de Antetokounmpo y, sobre todo, Teletovic. Pero Detroit entendió que la clave para ganar el juego estaba en el marcaje y parándose bien dentro de su propia llave logró sacar el juego adelante. Marjanovic aprovechó su altura para ganar los rebotes y Caldwell-Pope se encendió para un 11-2 que acabó con la visita al frente por ocho (48-40) al descanso.

El local culminó su remontada en el tercer cuarto. Parker abrió con una buena bandeja, pero el dúo Harris-Drummond logró un 12-0 que luego Caldwell-Pope estiró con tres triples y una asistencia (64-54). Desde entonces Detroit estuvo muy suelto ante un equipo que empezó a necesitar de la rotación por el cansancio. Dos bombas más del máximo artillero de la noche (que llegó a 23 puntos) llevó el juego al último cuarto con Detroit al frente 76-65.

Parker fue el único titular de Milwaukee que estuvo en cancha unos minutos durante el último cuarto y logró achicar con un 5-0. Pero desde su salida, Detroit hizo lo que quiso en ambos lados de la cancha. Milwaukee tan sólo sumó ocho puntos en los últimos diez minutos, mientras que Drummond aprovechó cada error del contrincante para cerrar su performance con un doble-doble (12 puntos y 11 rebotes). Además Ellenson (14 unidades) y Bullock (8) anotaron para el final de 102-78.