Habemus rotación

Portland venció a Utah 88-84 y siente que encontró el equipo para debutar en la liga, justo ante este rival. Damian Lillard sumó 27 puntos.

Habemus rotación
Foto: NBA

De a poco el comienzo de la NBA se va acercando y los equipos van aclarando sus dudas en base a los planteles y rotaciones. Esto lo demostró este miércoles por la noche Portland que, en su visita a Utah, venció por 88-84 al Jazz.

Con Aminu ascendido al puesto de ala-pívot por su capacidad para explotar el juego interno, a Terry Stots le faltaba encontrar el alero del quinteto inicial. Sin dar una gran muestra en las estadísticas, pero a partir de un sacrificio gigante, Maurice Harkless pareció ganarle la pulseada a Evan Turner para ser el hombre que esté desde el arranque.

Otro aspecto que Portland pareció hallar durante el juego fue su rotación, la cual fue notoria durante los primeros tres cuartos. El equipo de Oregon se mostró siempre un poco mejor que el local en todos los rubros del juego para dominarlo. “Esta noche tuvimos nuestro juego más consistente. Movimos la pelota sin cometer grandes errores, defendimos bien que era algo que nos venía faltando. También tuvimos buenos tiros durante todo el juego, no hubo un momento en donde algo haya sido forzado”, mencionó Damian Lillard después del juego.

Y el base fue una de las grandes razones por el triunfo Blazer. El capitán se mostró acertado con su tiro, anotando 11-16 de campo (4-6 triples) y 1-2 desde la línea de tiros libres para acumular 27 puntos en idéntica cantidad de minutos. Otro que sobresalió fue el pívot Mason Plumlee, que rondó el triple-doble con 8 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias.

Portland tuvo a sus jugadores fundamentales durante los primeros tres cuartos y lideró en el juego 72-60. Cuando le tocó probar a su tercera línea, allí Utah se acercó de la mano de Trey Lyles (11), aunque no le alcanzó para remontar el juego. También se destacaron en el dueño de casa Rudy Gobert (15) y George Hill (16).