Debut y derrota para los Nets de Scola

Brooklyn llegó a emparejar el partido, pero los Celtics fueron más en los minutos finales y se quedaron con un gran primer triunfo por 122-117.

Debut y derrota para los Nets de Scola
Foto: Basquetplus

Si bien los Brooklyn Nets tendrán una temporada donde la clasificación a los playoffs será una misión casi imposible, el nuevo equipo de Luis Scola se las arregló para remontar un partido en el que llegaron a estar por más de 20 abajo ante los Boston Celtics, franquicia que promete pelear por los primeros puestos del Este.

En 22 minutos de juego, Luifa concretó ocho puntos, tres asistencias y un rebote, mientras que el croata Bojan Bogdanovic convirtió 21 tantos. En los locales, Isaiah Thomas fue el goleador con 25, seguido por Jae Crowder con 21 tantos.

El panorama de ambos equipos es totalmente opuesto, con los Celtics bien reforzados y con vistas a alcanzar un lugar en los playoffs, en la mejor posición posible. En tanto, los Nets, con pocos jugadores de renombre, tratarán de disputar una campaña adecuada a los objetivos del equipo. A pesar de esto, durante todo el primer tiempo se vieron a dos franquicias similares, tanto en el marcador como en el nivel de juego. Con un partidazo del base Thomas y una defensa que de a poco se iba consolidando, el local se fue el descanso ganando por seis (64-58).

En los primeros minutos del tercer cuarto, la paridad seguía siendo la protagonista del juego. Nuevamente con Thomas cargándose el equipo a sus hombros, esa ventaja de a poco fue aumentando hasta pasar la línea del doble digito, llegando a una máxima de 23 al cabo del penúltimo acto.

La arremetida de Brooklyn golpeó a un Boston que veía como su defensa era aniquilada por Bogdanovic. Habiendo reducido esa venta a tan solo tres puntos, Thomas perdió el balón y el mismo quedo en las manos del croata que tenía la chance de igualar el marcador y llevar el encuentro el tiempo suplementario. El tiro falló, Boston capturó el rebote, encestó un último doble y cerró un partido que, en la previa, parecía accesible, pero los Nets dieron pelea hasta el segundo final, aunque se fueron con las manos vacías.