Bradley-night

El escolta fue el protagonista al encestar ocho triples y 11 rebotes, estableciendo la mejor marca de su carrera, en la victoria de Boston ante Charlotte por 104-98.

Bradley-night
Foto: Boston Celtics

En busca de su segunda victoria, los Boston Celtics visitaban el Time Warner Cable Arena para enfrentar a unos Charlotte Hornets que querían seguir por la senda del triunfo y cosechar el tercer éxito en hilera. Sin embargo, todas las miradas del equipo de Steve Clifford estaban puestas en Isaiah Thomas, quien venía de encestar 25 puntos en los dos primeros encuentros. Lo que el local no vio venir, es que otro jugador tomaría el rol de protagonista y mejor jugador del partido: Avery Bradley, uno de los pocos jugadores de los Celtics que tiene buen tiro de tres, y vaya si lo demostró.

El escolta alcanzó los 31 puntos con ocho triples en 11 intentos (récord personal) y bajó 11 rebotes (también nuevo récord en su carrera), seguido por Thomas con 24. En Charlotte, Kemba Walker se despachó con 29 unidades.

En cuanto al partido, el marcador se mantuvo parejo hasta el inicio del cuarto final. Boston tuvo un muy buen arranque, con una ofensiva comandada por Bradley y Thomas que encestó 28 puntos, contra los 19 que lograron convertir los locales.

En el segundo, Charlotte tuvo más protagonismo, gracias a un parcial de 22-16 para ponerse a sólo tres puntos de distancia (41-44). En el tercer cuarto, los Hornets volverían a dominar en ataque y nuevamente traspasar con mucha facilidad a una defensa que hacía agua, pero que en el contraataque no se quedaba atrás. Llegados a los 12 minutos finales, Charlotte ganada por 75-68.

La figura de Al Horford fue fundamental para la remontada del equipo de Brad Stevens. Se encargó del trabajo sucio para que la diferencia no sea más amplia y de repartir pases para que Bradley encestara todo lo tirara, llegando a convertir 14 de sus 31 tantos en este cuarto. Los minutos finales fueron el quiebre del partido: Boston se destapó, emparejó el marcador y cuando sobrepasó la vara de los 100 puntos, cerró definitivamente el encuentro a su favor.