Volvió el MVP

Stephen Curry explotó con cinco bombazos y 23 puntos en un tercer cuarto lapidario para que Golden State supere a Portland como visitante por 127-104. Jake Layman hizo su debut en el local con cinco triples y 17 puntos en ocho minutos.

Volvió el MVP
Foto: NBA

A diferencia de la temporada pasada, a Stephen Curry le tomó unos partidos el reencontrarse en un gran nivel. Luego de varias presentaciones, este martes Steph pareció volver a su nivel de MVP frente a Portland, como en los Playoffs pasados. En la casa de los Trail Blazers, el base volvió a tener esa capacidad anotadora matadora que lo hace uno de los mejores jugadores de la liga. Su aporte en un tercer cuarto lapidario para Golden State (41-20) fue vital para que el equipo de Steve Kerr supere a Damian Lillard y compañía por 127-104.

Después de una primera mitad en la que justamente le costó salir del marcaje de Dame, y que Golden State volvió a apoyar su juego en Kevin Durant, el ‘30’ de la visita recuperó la conciencia. El base anotó 23 puntos en el tercer cuarto, incluyendo cinco bombas desde más lejos que atrás de la línea de triples. Como desde 10 metros, Steph hizo callar las críticas de lo sucedido en la semana inicial y que sigue teniendo esa precisión que nunca deja de sorprender a expertos y aficionados.

Su rol de anotador no sólo fue clave, sino también su capacidad para ejecutar la ofensiva como armador. Además de sus 23 unidades en el parcial, el jugador llevó a cabo varios pases claves que quizá no terminaron en asistencias por una nueva conexión colectiva o por una demora en el tiro, pero que terminaron en anotaciones para que Golden State tome una ventaja de 27 para ir al último cuarto (100-73).

Más allá que Portland no pudo reaccionar, tres jugadores del local se merecen un reconocimiento. Damien Lillard fue el máximo anotador de la noche con 31 puntos, mientras que C.J. McCollum lo complementó con 16, pero el resto del conjunto de Terry Stots estuvo flojo en la anotación y por eso no le pudo seguir el tren a la visita.

El otro que se merece un párrafo aparte es Jake Layman. El rookie de Portland debutó con todo: sumó cinco triples en siete intentos durante ocho minutos y además un doble para cerrar planilla con 17 puntos. Estos números sin duda alguna lo harán un jugador a seguir parar rotar con Lillard durante los próximos compromisos.