Lo dejó sin invicto

Kevin Durant brilló con 39 puntos en su primer cruce ante Oklahoma y Golden State venció 122-96 como local. Fue una noche caliente por la (falta de) relación entre el alero y sus ex compañeros.

Lo dejó sin invicto
Foto: NBA

Había que esperar al primer partido de la temporada para confirmarlo, y este jueves se dio. En el Oracle Arena de Oakland, nació una nueva realidad en la NBA: Golden State Warriors vs Oklahoma City Thunder. El caso Kevin Durant (dejó la franquicia por el equipo que lo eliminó en Playoffs tras estar 3-1) hizo estallar reacciones tanto fuera como dentro de la cancha.

Lejos de lo que KD expresó ante los micrófonos en la previa, la relación con sus ex compañeros no sólo no es buena, sino que no se pueden ni ver las caras. Desde un salto inicial en donde nadie lo saludó, volcadas festejadas en la cara y celebraciones de Durant viendo el banco Thunder, la noche mostró todo tipo de reacciones por este quiebre en la relación que hace nacer una nueva realidad.

En lo que respectó a lo basquetbolístico, después de un primer cuarto en el que Durant sintió el enojo de Oklahoma, el alero explotó en ofensiva. A cara de perro, se hizo sentir en la noche con siete bombazos desde lejos para sumar 21 de sus 39 puntos registrados en el juego. En defensa metió una gran tapa sobre Westbrook, mientras que cerró su performance con siete rebotes.

Para complementarlo, a Draymond Green, fiel a su estilo, le encantó la atmósfera de juego: si bien no brilló en ataque estadísticamente, se dedicó a poner duras cortinas sobre los rivales para que Durant sum; mientras que en el otro lado de la cancha mostró porque es el candidato al mejor defensor del año con no sólo cuatro tapas, sino un constante gran marcaje para que Oklahoma no tenga chance de quedarse con la victoria. Así el conjunto Warrior celebró una victoria por 122-96.

En cuanto al Thunder, la visita se sintió un paso por detrás de su rival al permitirle que anote 46 tiros de campo (Curry 21 pts; Thompson 18 pts). En la ofensiva, Russell Westbrook estuvo cerca del triple-doble al registrar 20 puntos, 10 asistencias y seis rebotes, aunque también tuvo una mala noche en cuanto al control de pelota con seis pérdidas y cinco tapas recibidas. En tanto Víctor Oladipo sumó 21 unidades y Domantas Sabonis tuvo su mejor noche como rookie al registrar 13 tantos y seis rebotes.

Con esta caída, tanto Oklahoma como Golden State y San Antonio quedaron en el primer lugar en el oeste con récord 4-1. En tanto Cleveland es el único invicto en la liga para ser el líder del este con 5-0.