Curry, en su propia salsa

El base volvió a lucirse y se adueñó de un nuevo récord: encestó 13 triples, superando su propia marca en la victoria de su equipo ante los Pelicans por 116-106.

Curry, en su propia salsa
Foto: NBA

Stephen Curry no tiene techo. El base de los Warriors no se cansa de romper o superar propios récords. Esta vez, en el encuentro ante unos débiles New Orleans Pelicans, Steph no solo jugó un partidazo, sino que terminó con un espectacular porcentaje de triples, alcanzando los 13 en 16 intentos.

En la velada del lunes, en el encuentro entre los Golden State Warriors (5-2) y los Pelicans (0-7), la pequeña estrella del subcampeón se redimió luego de una penosa e inesperada actuación ante Los Ángeles Lakers, donde tuvo 0/10 en triples, rompiendo una racha de 157  partidos con, por lo menos, un triple. Ante un rival que perdió todo lo que jugó, Steph hizo lo que quiso: clavó 13 bombazos para que los de Steve Kerr volvieran a la senda del triunfo.
Concluyó con 46 puntos, cinco rebotes e igual cantidad de asistencias. Lo siguieron Klay Thompson con 24 y Kevin Durant ton 22.

Cabe recordar que Curry ya había igualado el récord de 12 tiros de tres en un mismo partido en febrero del corriente año, cuando su franquicia superó por 121-118 ante Oklahoma. Con esta marca, Curry había alcanzado los 12 de Donyell Marshall en 2005 y los de Kobe Bryant en 2003.

En la visita, el panorama no podría ser más oscuro: aún no conoce la victoria y depende pura y exclusivamente del aporte goleador de Anthony Davis, quien anoche totalizó 33 unidades y 13 recuperos. A pesar de tener a un jugador de su clase en el equipo, no significa que la victoria esté asegurada, sino todo lo contrario. Sus otros jugadores claves están lesionados o incapacitados para jugar, mientras que los que están no aportan lo suficiente para darle vuelta a la página y  encaminarse al sueño de clasificar a un playoff.