This is Boston

Los Celtics le dieron una clase de basquetbol a New York, y se impusieron  por 115 a 87 en el TD Garden.

This is Boston
This is Boston (fotografia:NBA)
Boston
115 87
New York

Boston se repuso rápidamente del traspié ante Washington Wizards (118-93), y se reacomodaron séptimos en la Conferencia Este (3-4).

La visita sufrió en las dos mitades, de un lado, la mala creatividad en ataque, del otro, la ráfaga anotadora de Isaiah Thomas, líder con 29 tantos (9/17 TC).

Los Celtics fueron dueños del cotejo, manejaron cada minuto dentro del terreno de juego. Además, estuvieron arriba en el tanteador en todo momento. El primer parcial fue 19-8, y a pesar de irse con poca diferencia al final del primero (31-27), en el segundo, quebró el rumbo del partido.

La expulsión de Carmelo Anthony por doble foul técnico, desmoronó las posibilidades de la visita. Sin su mejor anotador, las ofensivas comenzaron a sentir su falta. New York se inclinó por Derrick Rose a la hora de lanzar al canasto, pero el ex Chicago poco pudo hacer (11 puntos, seis asistencias).

El TD Garden se encendió gracias al incansable Isaiah Thomas, que anotó 23 unidades en la primera parte, y cerró  su noche con 29 y cuatro pases gol.

El mal juego de los Knicks se reflejó en una ofensiva en particular, donde a pesar de bajar cuatro rebotes en la misma jugada, terminaron perdiendo la pelota por un mal pase. Sus mejores hombres fueron: Kristaps Porzingis con 14 puntos y seis rebotes, Joakim Noah con 9 y 10 recobros, y desde la banca, Willy Hernangómez con ocho y doce atrapes.

Si le faltaba algo más a New York, su base suplente Brandon Jennings, también abandonaría la cancha de la misma manera que su capitán.