Recuperación trabajada

Portland dejó atrás el mal trago frente a los Clippers con una victoria por 122-120 frente a Sacramento. El perímetro de Lillard y, sobre todo, McCollum, volvió a ser vital para conseguir la alegría en tiempo suplementario.

Recuperación trabajada
Foto: NBA

Después de dar varios pasos hacia atrás frente a Los Ángeles Clippers, los Porland Trail Blazers necesitaban volver a ganar para recuperar su confianza. En un partido más parejo de lo esperado, los dirigidos por Terry Stotts volvieron a sonreír luego de vencer en suplementario a los Sacramento Kings por 122-120.

Con una corta rotación de nueve jugadores, el dueño de casa volvió a fundamentar su festejo en sus perimetrales. Damian Lillard sumó 36 puntos y  repartió siete asistencias, mientras que C.J. McCollum lo complementó con 31 unidades, cinco pases-gol y cuatro robos. En tanto Evan Turner tuvo un buen aporte desde el banco con 16 unidades y siete rebotes.

También como ya se volvió tradición en Portland, el punto más flojo de su juego pasó por la pintura. El equipo se vio muy superado en los tableros (36-48), permitió 56 puntos desde esta zona contra 36 anotados y estuvo flojo en la rotación defensiva. Esta falta de esfuerzo en tierra de gigantes fue aprovechado por uno de los mejores pívots que tiene la liga, DeMarcus Cousins, quien sumó 33 puntos y nueve rebotes, en tanto Rudy Gay fue vital con su encare para sumar 29 unidades, además de quedarse con 16 recobros para generar un doble-doble.

Después de quedar igualados en 106 para ir a suplementario, C.J. McCollum fue al rescate del local para sumar la alegría. El escolta fue letal en el parcial de cinco minutos, anotando nueve de los dieciseis puntos y además generando la única pérdida del partido en las manos de Darren Collison. Un gran compromiso de Leonard y Plumlee en la pintura evitó que Sacramento siga castigando a su rival para conseguir el triunfo.