La noche del 22

Andrew Wiggins consiguió su marca personal más alta hasta el momento, convirtiendo 47 puntos para el triunfo de Minnesota ante Los Angeles Lakers por 125-99 en el Target Center. No jugó Zach LaVine en el local.

La noche del 22
Fuente: @SC_ESPN
MINNESOTA TIMBERWOLVES
125 99
LOS ANGELES LAKERS

Minnesota (3-6) se descargó con la otra franquicia de Los Angeles, los Lakers, luego de caer ante los Clippers el sábado. Los angelinos siguen con récord positivo (6-5) a pesar de la derrota.

El destacado: el alero de los Wolves, Andrew Wiggins fue el goleador de la noche con 47 puntos. El mejor de los Lakers fue Louis Williams con 17 conversiones.

En el primer cuarto, ambos equipos se estudiaron hasta promediar el mismo. Luego el local comenzó a liderar el marcador y de arremetida quedó mejor parado. Los lobos se llevaron los primeros 10 minutos 36-27.

Los angelinos fueron sumando a paso lento, pero no encontraron buen juego (19 puntos en el cuarto). En cambio Minnesota volvió a demostrar la calidad de sus individualidades, teniendo a Wiggins como abanderado. Volvió a superar la barrera de los 30 puntos en el período (33) y se llevó el segundo 69-46.

Luego del entretiempo, el anfitrión bajó la intensidad y el que tomó las riendas del partido fue el conjunto de Luke Walton, que pudo encontrar su desarrollo colectivo. A pesar de eso, siguieron abajo en el marcador. Wiggins siguió encendido y Minnesota sacó 18 de ventaja (84-66) para más tarde cerrar el 87-72.

Nuevamente los Wolves realizaron una gran labor en ofensiva en el último cuarto y encontraron la calma faltando 2m para el final, donde se alejaron por 20 (118-98). Wiggins culminó su marca personal más alta hasta el momento con dos libres y Minnesota triunfó en casa 125-99 ante los jóvenes Lakers.

La jugada: Minnesota logró un parcial de 26-6 en la culminación de los 24 minutos reglamentarios para el resultado parcial. Además, en el período final, Bjelica fue clave en triples para agrandar la ventaja y que los Timberwolves triunfen cómodamente.

La ventaja: los lobos cerraron el encuentro con distancia de 26 puntos (125-99). También, en el final del segundo cuarto sacaron una luz de 23 tantos, hecho que le permitió irse cómodos al descanso (69-46).

La diferencia: en TC, el local intentó más veces y por lo tanto, tuvo más eficacia (42/80-33/71). Los Lakers estuvieron flojos en los tiros externos (8/24), Minnesota probó tres más y clavó 13. La lucha de los rebotes fue para la visita (44-39).

Los puntos altos: en Minnesota, Nemanja Bjelica (24 puntos -mejor marca personal- y 8 rebotes) y Karl-Anthony Towns (22 y 12). En Los Angeles Lakers, Julius Randle y Jordan Clarkson (14).

Minnesota volverá a jugar de local, esta vez frente a Charlotte. Los Angeles Lakers recibirán a Brooklyn.

Estadísticas

http://www.espn.com/nba/boxscore?gameId=400899592