Los Pelicans despertaron sobre el final

New Orleans se quedó con un punto valiosísimo ante Charlotte por 121 a 116 en tiempo suplementario.  Anthony Davis volvió a estar ON FIRE!

Los Pelicans despertaron sobre el final
fotografia: Eat Work Play
New Oleans
121 116
Charlotte

Una espina clavada se lleva Hornets de su último partido. Los dirigidos por Steve Clifford jugaron un gran tiempo regular, pero sobre el final los Pelicans fueron tocados por la varita mágica. De estar nueve puntos por debajo, el local desenfundo una impecable remontada que finalizó con un rebote ofensivo de su mejor jugador, Anthony Davis, y el doble contra el cristal que denomino la igualdad hacia la prórroga.  

Cuando tu partido cambia de un momento a otro la euforia anímica del rival se hace difícil de digerir.  El base Kemba Walker tuvo su chance de evitar el time over, y a pesar de tomar un tiro en buenas condiciones, la bola pegó en la parte de atrás del aro escurriendo los segundos que quedaban.  Esto desmotivó a la visita, que no tuvo su mejor juego en los minutos más calientes. Nuevamente, New Orleans se agrando desde el poder anotador de su jugador franquicia, quien subrayó una terrible jornada con 38 puntos y dieciséis rebotes.

Los Pelicans tomaron distancia de tres a falta de diez segundos, en esta ocasión, Nicolás Batum fue el encargado de buscar la igualdad, pero concluyó sin acierto. Por si fuera poco, rebote y falta para el local. Así se encamino al cierre con ventaja de cinco tantos, 121 a 116.

En Charlotte, Kemba culminó con veinticinco unidades y siete rebotes, seguido por una de las mejores actuaciones de Marco Belinelli desde su llegada a Carolina del Norte. El escolta italiano anotó 22 tantos, alzó diez rebotes y mantuvo una impecable efectividad desde los tres puntos. Sostuvo un 77,8 % con siete festejos de nueve ejecuciones.