Un escenario que aumenta sus expectativas

New York se sacó de encima a Atlanta, venciéndolo por 104 a 94 en el Madison Square Garden. El alero Carmelo Anthony fue la figura con 31 unidades.

Un escenario que aumenta sus expectativas
(Fotografia: TripAdivisor; Daily Knicks)
New York
104 94
Atlanta

Un valioso triunfo se adjudicó Knicks tras superar, hasta el momento, al segundo favorito de la Conferencia Este. El emblemático Madison Square Garden comienza a ser un escenario difícil para los demás equipos. Con la celebración ante los Hawks, los neoyorquinos llegaron a su quinta victoria como local en siete presentaciones. Un arranque con  balance más que positivo si se compara con las últimas temporadas, donde el resultado fue brutalmente desacertado.

New York desempeñó una gran actuación ganando de punta a punta. Se llevó cada período, y cerró el último con una buena inyección de básquet. Carmelo fue artífice de 31 puntos y siete rebotes, acompañado por Kristaps Porzingis con 19  unidades y 11 atrapes, alcanzando su doble-doble.

En el sprint final, el elenco de la "gran manzana" movió bien el balón y tomó buenas decisiones para que el curso del partido no cambie de parecer. Cuatro triples de manera consecutiva: el ex Chicago, Justin Holiday, en dos ocasiones, Brandon Jennings en un uno contra uno saliendo hacia su derecha, y la figura del encuentro, Carmelo Anthony, desde su izquierda.  De todas maneras, lo que subrayó la actuación del local fue los tres rebotes ofensivos que guapeó su jugador franquicia. Frente a cuatro adversarios debajo del cesto, la situación culminó en falta, y  con aciertos desde la línea.

En la visita se destacó Dwigth Howard. El ex Houston, lideró en puntos y en rebotes para sumarle un nuevo reglón a su historial. Su planilla fue de 18 unidades y misma cantidad en rebotes. Si, dieciocho recobros, pero desafortunadamente no sirvieron para que su equipo se lleve la victoria.