Brooklyn no levanta cabeza

Los Nets perdieron 92-111 ante Boston y sumaron su quinta derrota derrota consecutiva. Luis Scola no hizo puntos en 12 minutos.

Brooklyn no levanta cabeza
Boston Celtics
111 92
Brooklyn Nets

Brooklyn Nets (4-10) cayó 92-111 ante Boston Celtics (9-6) en el Barclays Center y acumula cinco derrotas de manera consecutiva, en las que recibió un promedio de 123 puntos en contra por partido.

Por el lado de los Celtics, ya son tres las victorias seguidas con el equipo entero y sin bajas por lesiones. El base Isaiah Thomas volvió a destacar con 23 puntos y 5 asistencias.

La clave del partido estuvo en el poco acierto de Brooklyn en tiros de campo (39%) y se vio reflejada en el mejor jugador del equipo, Brook López, que sólo encestó cuatro tiros de los 14 que intentó. Además, la vuelta del rookie Isaiah Whitehead permitió a los Nets jugar con un base natural luego de muchos partidos, pero la actuación del joven de 21 años no fue la que su equipo necesitaba y finalizó con 4 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 2 pérdidas.

Boston pudo sacar ventaja en el primer cuarto, especialmente por las ofensivas de Thomas y Avery Bradley, quien terminó con 22 puntos y 7 recobres. Ya en el final del segundo cuarto, un triple de Rondae Hollis-Jefferson seguido por otro de Joe Harris pusieron a los Nets a sólo dos puntos (51-49).

A pesar de que en los primeros minutos del tercer parcial el encuentro seguía igualado, cuando quedaban cuatro minutos para su finalización Al Horford encestó un triple y, además, le cobraron falta técnica al entrenador de los Nets, que Thomas aprovechó con un libre y de ésta manera comenzar con un parcial que terminó 12-2 para los Celtics y con el score 79-66 al finalizar el cuarto.

Ya en los últimos 12 minutos de partido, Boston continuó dominando y aunque Brooklyn en un tramo llegó a estar a 7 puntos de igualarlo, apareció Joe Crowder quien le dio mas tranquilidad al equipo con ocho puntos en los últimos minutos.

La actuación de Scola y la curiosidad del partido.

El argentino Luis Scola no mostró un buen desempeño ya que no pudo anotar -sólo intentó un tiro de tres- en 12 minutos que estuvo en cancha, aunque se lo vio activo en los tableros y bajó cuatro rebotes. Además sumó tres pérdidas de balón.

La curiosidad el partido tiene que ver con Chris McCullough, que sólo estuvo un minuto en cancha, pero de esta manera se transformó en el cuarto jugador de la historia en jugar un partido de la Liga de Desarrollo -hizo 21 puntos en 33 minutos, en la derrota de Long Island Nets- y NBA en el mismo día.