Llegó al equilibrio

Utah aplastó 108-83 a Denver en su casa y sumó su octavo triunfo en dieciséis presentaciones. Rudy Gobert sumó un doble-doble: 19 puntos y 13 rebotes.

Llegó al equilibrio
Foto: NBA

Junto a Los Ángeles Lakers, Utah Jazz es una de las franquicias de mayor crecimiento en el inicio de la temporada 2016-2017 respecto de la campaña 2015-2016. El conjunto del oeste había quedado en las puertas de ingresar a los Playoffs en abril, finalizando su paso con una derrota en la despedida de Kobe Bryant.

Al equipo le costó volver a arrancar ya que no pudo contar con su máxima figura, Gordon Hayward. Sin embargo, desde que el alero retornó a la acción, ensambló con los nuevos fichajes como Joe Johnson y Boris Diaw, y la unidad del Jazz se volvió complicada de superar.

Este miércoles, en su casa y frente a Denver, el equipo llegó a su octavo triunfo en dieciséis presentaciones para quedar séptimo en la Conferencia Oeste. En un juego sin equivalencias, el combinado dirigido por Quin Snyder fue muy superior a los Nuggets para vencer por 108-83.

Fue importantísima la labor de Rudy Gobert en el encuentro. El pívot francés acumuló 19 puntos y 13 rebotes (dos de ellos ofensivos), además de su trabajo sucio para poner picks que abrieron espacios para sus compañeros. Gordon Hayward y George Hill fueron los goleadores en la noche con 22 puntos, mientras que Rodney Hood sumó 16 y Boris Diaw 11.

Snyder aprovechó la falta de paridad en la noche para darles al menos dos minutos en cancha a los trece jugadores que estuvieron disponibles para enfrentar a Denver. En la visita el rookie Jamal Murray tuvo una gran aparición desde el banco sumando 23 puntos, mientras que Wilson Chandler sumó 13 tantos.

La mala noticia de la noche pasó por Juan Hernangómez. El español hizo su primera aparición como titular en la NBA producto de la lesión de Danilo Gallinari. Si bien su producción fue bastante positiva (nueve puntos, seis asistencias, tres robos y dos tapas), lamentablemente sufrió una lesión en su tobillo derecho a pocos minutos del cierre. Si bien se desconoce cuánto tiempo pasará fuera de las canchas, se espera que se pierda los próximos tres partidos.