Volvió a salir el sol

Minnesota se recuperó luego de tres caídas seguidas y venció a Phoenix 98-85 con un último cuarto arrasador. Karl-Anthony Towns fue la figura de la visita con  22 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias.

Volvió a salir el sol
Foto: Dunking with wolves
PHOENIX SUNS
85 98
MINNESOTA TIMBERWOLVES

Los Wolves (5-10) volvieron a ver la luz luego de transitar por la oscuridad (tres derrotas seguidas) y vencieron a los Suns (5-12) que otra vez cayeron en casa por segunda vez consecutiva.

El destacado: en el equipo ganador, el pivote Karl-Anthony Towns sumó 22 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias. En el local, lo mejor fue Eric Bledsoe con 23 tantos, 6 tableros y 10 pases gol.

Minnesota tomó la iniciativa del encuentro y enseguida sacó una luz de ventaja (14-19). Luego aflojó en ofensiva y el local comenzó a encontrar espacios y se puso a uno (25-26), en el último suspiro los lobos se llevaron el primero 29-27.

Otra vez la visita se puso a tono y siguió liderando el marcador, pero Phoenix igualó en 31 y cambió su imagen. Un parcial de 12-7 lo dejó 43-38 faltando 2’ y en el minuto final pudo alejarse por cinco para irse al entretiempo 52-47.

Los Suns no cambiaron su juego y fueron un calco del segundo cuarto. Poco a poco, los Wolves se sintieron lejos cuando Phoenix sacó 13 de diferencia (69-56). Igualmente, Minnesota encontró respiro pero siguió estando abajo en el marcador (72-66) a falta de 1’. Un triple de Devin Booker cerró el período para los locales 75-67.

En el cuarto final, los lobos sacaron los colmillos y Phoenix se achicó. Minnesota fue acortando la distancia hasta quedar a uno (80-79) y rápidamente pasó a liderar por cuatro (81-85). Finalmente, un parcial de 24-6 a favor de la visita hizo que Phoenix encuentre escasez de puntos (10 en el cuarto) y mostrando gran juego, impuso carácter para quedarse con el triunfo por 98-85.

La jugada: en los últimos diez minutos, Minnesota fue una aplanadora. Venció en el cuarto 31-10 luego de cerrar abajo los dos períodos anteriores y empezar perdiendo en el último. Una buena defensa y ataques bajo correctas transiciones, fueron la clave de los lobos para llevarse la victoria.

La ventaja: Bledsoe, con un doble, puso distancia de 13 puntos para los de Earl Watson corriendo el tercer cuarto (69-56).

La diferencia: ambos consiguieron el mismo porcentaje de TC (40%). Minnesota sobresalió cuando fue a la línea de libres (23/25-15/21) y robó más pelotas (15-11). Phoenix cometió errores, lo que le causó demasiadas pérdidas (26-17).

Los puntos altos: en los Timberwolves, Andrew Wiggins (25 puntos y 5 rebotes). En los Suns, Brandon Knight (15 y 4).

El conjunto de Arizona enfrentará a Denver Nuggets, mientras que los lobos jugarán frente a Golden State Warriors.

Estadísticas

http://www.espn.com/nba/boxscore?gameId=400899686