Memphis sobrevivió en Miami

Los Grizzlies tuvieron buenas intervenciones de Conley en el cierre que le permitieron el festejo en la casa del Heat por 110-107. Marc Gasol fue la figura de la noche con 28 puntos.

Memphis sobrevivió en Miami
Foto: NBA

Después de un viernes maratónico en el que las treinta franquicias tuvieron acción por la NBA, este sábado siguió la actividad en Estados Unidos y los equipos sintieron el desgaste. Algunos juegos se dieron más ajustados de lo esperado por el trabajo hecho en el día anterior y esta no fue la excepción en el duelo Memphis-Miami.

Los Grizzlies, de sorpresivo y gran momento en el oeste, tuvieron que trabajar más de la cuenta para festejar en Florida ante un irregular Heat. Sin embargo, con un Marc Gasol letal (28 puntos, tres rebotes y seis asistencias), los occidentales pudieron sumar su 11° festejo en la temporada gracias a un 110-107.

Sin una pieza fundamental como Zach Randolph, el equipo de David Fitzdale tuvo que batallar mucho en la pintura frente a un tremendo Hassan Whiteside. La visita se vio superada en los tableros en gran parte por la labor del pívot, que cerró planilla con 12 puntos y 15 recobros para un nuevo doble-doble en su carrera. En tanto la buena noticia para Erik Spoelstra fue que sus dirigidos al menos consiguieron un rebote durante su tiempo en cancha.

Pero Memphis se lo llevó por consistente y atrevido. En la casa de un rival que tiene un gran defensor interno como Whiteside, el equipo nunca abandonó su constante encare a la pintura para sacar faltas. Conley anotó siete lanzamientos desde la línea entre los 27 que tuvo el conjunto a lo largo de los 48 minutos.

La ejecución en el cierre también fue vital para la alegría Grizzlie. Miami tuvo reiteradas chances para acercarse o ponerse al frente, pero los nervios le jugaron una mala pasada en su cometido. Del otro lado de la cancha, Conley anotó los últimos 11 puntos, incluyendo dos bombazos y siendo certero desde la línea.

Con 11 segundos por jugar, el Heat tuvo la chance de mandar el juego a suplementario a través de un triple. Sin embargo, Richardson dudó cuando tuvo espacio y el marcaje visitante estuvo rápido para forzar un mal lanzamiento que acabó apenas golpeando el aro.