Houston voló más alto que el campeón

Los Rockets vencieron, el martes por la noche en condición de visitante, 122 a 121 a Golden State Warriors, con un gran aporte de James Harden.

Houston voló más alto que el campeón
Draymond Green, un factor clave del equipo campeón, no pudo acabar el partido por una molestia. Foto: NBA

En el comienzo de la NBA, los Golden State Warriors recibían en el estadio Oracle Arena los anillos de campeones. Luego de dicha ceremonia, los de Oakland se disponían a entrar en calor para enfrentar a Houston Rockets, elenco que este año se armó para pelear la liga.

El partido comenzó y en los primeros instantes se evidenciaba que Klay Thompson andaba muy fino en el aro, donde encestó tres triples y un doble que le validaron los once puntos en el primer chico. Además, Nick Young, también mediante el tiro externo, se erigía como otro de los goleadores con nueve puntos. Entre estos dos perimetrales y algunas espontáneas apariciones individuales lograron llevar a una victoria parcial por la mínima (25-24).

Sólo fue por la mínima porque el cuarteto compuesto por James Harden, Ryan Anderson, Eric Gordon y Trevor Ariza lograron limar la diferencia sobre el final gracias a un gran juego colectivo.

En el segundo segmento, la visita se secó en la ofensiva durante los primeros instante, motivo que derivó en la escapada del marcador de los Warriors, quienes castigaron duro mediante el ex Lakers Young, con los primeros puntos de la temporada de Kevin Durant -apagado en el primer cuarto-, y algunas volcadas y triples de Draymond Green. A pesar de haber sacado una máxima de 16, al cabo de la primera mitad, se imponía 71 a 62.

En el conjunto texano, P.J. Tucker tuvo un papel trascendental gracias a su buena performance. El interno, llegado desde Phoenix, primero se afianzó en la pintura y, más tarde, se convirtió una amenaza desde la línea de tres puntos. Los trece puntos del ala pívot, a lo largo del juego, fueron esenciales para el desenlace final.

El tercer tramo del encuentro inició con una ráfaga de seis puntos del base estrella de Golden State, Stephen Curry, que apenas había anotado un par de dobles en los cuartos anteriores, para estirar la diferencia, sumado al buen acompañamiento de Thompson y Durant. En Houston, apostaban al juego interno de Anderson y Clint Capela para no quedarse atrás, pero fue casi imposible porque la bestia de KD estaba arrasando contra los defensores y las tácticas del equipo. Por suerte para el elenco de Mike D'Antoni, Gordon comenzó a anotar y logró sumar al score visitante, pero todo parecía sentenciado cuando se veía que los anfitriones y últimos campeones, ganaban 101 a 88. Parecía...

En el período final, los Rockets salieron a quemar redes y rápidamente se evidenció, donde achicaron a tres la distancia en dos minutos (101-104), gracias al aporte de CP3, Luc Mbah a Moute y Gordon. Sun embargo, los Splash Brothers y Durant nuevamente sacaron pecho de la situación y con un par de conversiones, volvieron a estirar la diferencia a seis. Pero Capela, clave con tres dobles, el Barba decisivo con una buena toma de decisiones y Tucker, con un triple y dos libres, revirtieron el marcador y se pusieron al frente por primera vez en el partido. 

Faltaban 44'' para el desenlace del juego. Los Rockets arriba 122-121. La gente alentando para los californianos. La bola, a manos de Curry, un letal tirador, que extrañamente erró su tiro, pero para más suspenso, los Warriors agarraron el rebote y le cedieron la pelota a Durant, que encestó la pelota, aunque para alegría texana, lo había hecho un segundo más tarde, con lo cual se decretó el triunfo 122 a 121 y un gran comienzo para Houston.

El máximo artillero en la victoria de los Rockets fue James Harden con 27 puntos, 10 asistencias y 6 seis rebotes. Además, Eric Gordon y P.J. Tucker, con 24 y 20 unidades respectivamente, acompañaron en la victoria. Cabe destacar que Chris Paul (4 PTS, 11 AST y 8 REB) no pudo disputar los cinco minutos finales por una lesión.

Del lado del conjunto californiano, el mejor desempeño fue de Nick Young con 23 tantos (6-7 en triples). También es digno de destacar lo hecho por Stephen Curry (22), Kevin Durant (20) y Klay Thompson (16). Al igual que Houston, los Warriors sufrieron la baja sensible de Green, quien estuvo cerca de un triple doble (9 PTS, 13 AST y 11 REB).

El próximo juego de los Rockets será este miércoles a las 23 horas contra los Kings en Sacramento. Por otra parte, Golden State buscará recuperarse el viernes cuando enfrente a New Orleans Pelicans a las 22:30 horas, con transmisión de ESPN.