Celtics se aprovecha de unos débiles Knicks

En el TD Garden, Boston Celtics venció a New York Knicks 110 a 89, con un gran papel de Jaylen Brown y el novato Jayson Tatum.

Celtics se aprovecha de unos débiles Knicks
Horford posteándose ante la presión de Porzingis. Foto: NBA

La NBA trajo este martes un juego con dos franquicias con mucha historia como lo son Boston Celtics y New York Knicks. Con dos presentes y futuros muy distintos, ambos equipos se enfrentaron en el TD Garden, donde luego de 48 minutos, se puede resumir que Boston jamás corrió riesgos importantes en su objetivo de llevarse el juego. Una victoria con un marcador de 110 a 89, donde la figura de Jaylen Brown sigue creciendo, luego del casillero vacío que dejó la lesión de Gordon Hayward.

Como dijimos, Brown fue la principal arma de ataque de Boston, al culminar con 23 tantos. Lo siguieron muy de cerca el rookie Jayson Tatum, quien terminó con 22 unidades, y Kyrie Irving, quien colaboró con 20 puntos y 7 asistencias.

Del lado visitante se pueden rescatar las actuaciones de Enes Kanter, hacedor de 16 unidades y 19 rebotes, Courtney Lee, con 13, y Kristaps Porzingis, quien ayudó con 12 tantos.

El juego empezó doble a doble, donde ninguna escuadra lograba sacar una diferencia mayor a los 2 puntos, hasta que Brown e Irving empezaron a hacer estragos en la defensa y consiguieron una brecha de trece puntos (30-17), que dejó tranquilo a su técnico Brad Stevens.

En el segundo chico el prometedor Tatum convirtió nueve puntos seguidos, con lo cual los Celtics se afianzaron en el tanteador. Luego, entre Brown, Terry Rozier y Al Horford, se encargaron de llevar el goleo del equipo, que al cabo de la primera mitad, se aventajaba 54 a 33.

En la tercera parte los Knicks dieron señales de vida, donde por medio de Kanter, Lee, Porzingis y Tim Hardaway Jr, consiguieron reducir cuatro puntos la distancia (77-60), pero las caras de los jugadores visitantes era de frustración, al realizar un buen papel y no lograr acercarse lo suficiente al rival.

El tramo final del juego se evidenció la diferencia entre ambos equipos, donde los Celtics, luego de tomarse un descanso el cuarto pasado, volvió a aprovechar los espacios libres, con Tatum y Rozier como abanderados, y liquidaron el juego 110 a 89 frente a unos Knicks que todavía no conocen el triunfo.

El calendario para Boston marca que este viernes tiene que recibir a Milwaukee Bucks, en lo que será un atrapante encuentro entre dos franquicias que prometen llegar a Playoffs, mientras que New York intentará cantar victoria por primera vez cuando a su clásico rival Brooklyn Nets, este viernes a partir de las 20:30 horas.