De la mano de Ellington, Miami ganó

En el día martes, en el Air Canadda Center, los Miami Heat se supieron imponer ante los Toronto Raprtors por 90-89. El máximo apuntador del partido fue DeMar DeRozan con 25 puntos y 6 asistencia.

De la mano de Ellington, Miami ganó
Miami Heat consigue su quinta. victoria en fila. Foto: Getty Images

Josh Richardson se vistió de héroe el pasado domingo en los segundos finales del partido ante el Jazz en Miami y este martes fue Wayne Ellington quien se puso los mismos accesorios para robarse el protagonismo en el Air Canada Center de Toronto. Ellington anotó una canasta con 0.3 segundos por jugar; fue el único enceste que consiguió en la segunda mitad, quien totalizó con 15 puntos para conducir al Heat a una apasionante victoria por 90-89 sobre los Raptors que les permitió conseguir su quinto triunfo en forma consecutiva, su mejor racha ganadora en la temporada. 

En una noche donde perdió a otro jugador titular por lesión, Tyler Johnson, y luego otra importante pieza como James Johnson fue expulsado por un altercado con Serge Ibaka, Miami (23-17) venció al equipo con el mejor récord de la liga en casa (14-1) y se colocó en el cuarto puesto de la Conferencia Este, empatado con los Wizards de Washington.  

Mientras que los Raptors jugaron sin el armador Kyle Lowry, quien sufrió un golpe en el coxis durante el encuentro del lunes, un triunfo sobre Brooklyn en tiempo extra. DeMar DeRozan totalizó 25 unidades en el tablero, pero los Raptors sufrieron su primera derrota en seis compromisos y no lograron romper el récord de más triunfos consecutivos como locales en la historia de la franquicia. 

Arman un ring entre Ibaka y Johnson: 

Pese a las buenas actuaciones de ambos elencos, no todo se trató del juego que exhibieron sino también se pudo presenciar el altercado que se manifestó entre los jugadores Serge Ibaka y James Johnson. Ambos atletas se liaron a puñetazos y acabaron siendo expulsados por los árbitros en el partido. La pelea se produjo cuando se está disputa el tercer cuarto del partido, con 52 - 55 en el marcador; ambos jugadores se intercambiaron goles y puñetazos, teniendo que ser separados por los árbitros y por sus compañeros respectivamente. 

Los árbitros acabaron expulsando a los dos jugadores que con el balón aún no se había puesto en juego, intentaron ganar la posición con golpes, empujones y puñetazos. Los jueces del encuentro revisaron el incidente antes de dar a ambos jugadores faltas técnicas y sendas expulsiones. Los ánimos se encendieron de nuevo después del silbido final, cuando DeRozan pareció gritar contra Dragic y ambos jugadores tuvieron que ser separados por personal de seguridad y compañeros que todavía estaban en el campo de juego. 

Cabe recalcar que no es la primera vez que el español Ibaka protagoniza un incidente similar. La pasada temporada también fue expulsado después de pelearse con Brook López, mientras que esta temporada los Toronto Raptors lo suspendieron al tener un problema con un empleado del club.  

De esta manera se vio una victoria del Heat a pura adrenalina y con un tanteador ajustado.