Nada los detiene

Los Angeles Clippers obtuvieron su quinto triunfo al hilo al ganarle 113 a 102 a Houston Rockets en el estadio Staples Center este lunes por la noche.

Nada los detiene
Paul y Griffin tuvieron un juego bastante productivo anoche. Foto: Jacob González

Luego de varias campañas compartidas y relaciones fuertes, Chris Paul se hizo presente en el Staples Center, quien lo recibió con un caluroso aplauso reconociéndolo por su gran trabajo con la casaca angelina. 

Luego de eso, empezó la acción entre dos franquicias potentes como la de Houston Rockets y Los Angeles Clippers. Ambos equipos venían con racha ganadora. Los primeros tenían tres, mientras que los segundos contaban con cuatro. Por lo tanto sabían que uno de los dos iban a perder la senda triunfal. Finalmente los locales hilvanaron su quinto éxito en fila al derrotar 113 a 102 a sus adversarios.

Los Clippers tuvieron sólo el primer cuarto en desventaja (31-30), pero luego fueron mejor que los Rockets y se llevaron tres parciales consecutivos (29-25, 33-28 y 21-18).

Las mejores performances estuvieron a cargo de Louis Williams (fue moneda de cambio para que Paul viniera a la franquicia texana), quien acabó con 31 puntos y nueve asistencias, Blake Griffin registró un doble-doble al finalizar con 29 tantos y 10 rebotes antes de ser expulsado del juego por exceso verbal entre Mike D'Antoni, Trevor Ariza y él. El serbio Milos Teodosic completa el podio con 12 unidades, seis asistencias y seis rebotes.

El conjunto de los Rockets, en cambio, tuvo a Chris Paul y Eric Gordon como mejores armas, al encestar 19 puntos cada uno. Trevor Ariza, con 17, y Clint Capela, con 14, fueron los otros puntos altos del equipo.

Ahora los Clippers intentarán extender la racha ante Denver Nuggets el próximo jueves, mientras que los Rockets irán en busca del retorno a la victoria ante Minnesota Timberwolves.

El resumen del juego (gentileza de Motion Station):