Paliza de Utah a New Orleans

Los Jazz vencieron por 133 a 109 a Pelicans con un gran aporte del escolta suplente Rodney Hood que sumó 30 puntos.

Paliza de Utah a New Orleans
Rodney Hood estuvo imparable para la defensa de los Pelicans. Foto: Getty Images

Otro de gran labor fue el base español Ricky Rubio, aportando un doble-doble de 20 tantos y 11 asistencias. Rudy Gobert también tuvo un trabajo para destacar, al aportar otro doble-doble de 19 puntos, 10 rebotes y un bloqueo.

El gran desempeño del español permitió que los hombres altos del Jazz encabezados por el ya nombrado pívot francés Gobert, el ala-pívot Derrick Favors y el alero australiano Joe Ingles, también fuesen decisivos en el triunfo de los Jazz.

Utah tomó su primera ventaja de doble dígito en cuatro minutos de juego y rara vez fue amenazado después de eso. La delantera del Jazz aumentó a 16 cuando Royce O'Neale y Rubio concretaron triples consecutivos para poner el marcador 52-36 a inicios del segundo cuarto. 

Los Jazz mantuvieron esa ventaja de dos dígitos durante gran parte del encuentro llegando a la barrera de 20 puntos, cuando Rubio colocó el marcador 116-96 con una bandeja a mediados del último cuarto. De allí en adelante Utah no bajó esa diferencia a su favor. 

A pesar que el base Jrue Holiday logró 28 puntos como líder de su ataque, no pudo hace nada para evitar la derrota ya que el al-pivot estrella de los Pelicans Anthony Davis, solo aportó 15 tantos dentro de la pintura. Sumado a que, ni el ingreso de Nikola Mirotic como titular para los Pelicans, pudo ante tanta inspiración encestadora y consistencia en el juego de equipo de Utah.

De esta forma los Jazz llegaron a seis triunfos en fila, y sueñan con las chances de estar en los play-offs al ganarle a los Pelicans y ponerse a tres juegos de distancia del mismo.

Nueva Orleans ha perdido cuatro de cinco partidos desde que el estelar pívot DeMarcus Cousins sufrió un desgarro en el tendón de Aquiles el 26 de enero, una lesión que lo mantendrá fuera el resto de la temporada.