Olímpico ganó pero sufrió ante un diezmado Libertad

El equipo de 'La Banda' consiguió su segundo triunfo en fila, al vencer a un Libertad perjudicado por las lesiones, por 70-57.

Olímpico ganó pero sufrió ante un diezmado Libertad
Foto: La Liga
Olímpico
70 57
Libertad

Olímpico, sin sobrarle demasiado, venció a un diezmado Libertad por 70-57. El resultado se quebró sobre el final con un intratable Williams en la pintura, quien terminó con 25 rebotes, sumado al buen nivel ofensivo de Van Lacke y Boccia con 21 y 19 puntos respectivamente.

RESUMEN DEL PARTIDO

Libertad comenzó el partido en muy buen nivel. Los dirigidos por Müller tomaron las riendas del partido pese a sus importantes ausencias, como las de Brussino y Vieta, aguantando el poderío ofensivo de Olímpico. Los santafesinos cerraron el primer cuarto con una ventaja por 18-15.

'El Tigre' aumentó su nivel defensivo con una excelente presión, obligando a tiros forzados de los dirigidos por Duró, los cuales acertaron sólo dos triples de catorce intentos. Alloatti empezó a marcar diferencias luego de la salida de Williams, anotando y descargando a los tiradores, cómo ocurrio con Vildoza que puso una ventaja de nueve puntos (30-21) con un bombazo. El equipo visitante fue al descanso con una ventaja de 32-25, dejando muy expuesto a Olímpico, que pasó por su peor primera mitad después de mucho tiempo.



En el reinicio de las acciones, Olímpico cambió totalmente la cara con un encendido Guaita que se cargó el equipo al hombro y lo puso a sólo un punto. A partir de esta remontada de nivel, el partido pasó por su peor momento, lleno de errores y una igualdad en 44 que parecía no tener más margen, hasta que un triple de Ferreyra puso en ventaja al equipo de La Banda para ingresar al último cuarto con ventaja de 47-44.

El cuarto final tuvo todos los condimentos. Boccia puso una ventaja de 10 puntos para el equipo local, que parecía decisivo por la paridad que hubo en el partido, pero Alloatti y Vildoza no lo tomaron de esa manera e igualaron el partido en 55 a 5 minutos del final. No obstante, Van Lacke y nuevamente Boccia, rompieron la paridad y forma contundente, encontrando todos los espacios para cerrar la victoria por 70-57. Una victoria peleada y muy costosa, y una derrota valorada por los visitantes que no contaba con sus mejores hombres.