Chau invicto

Peñarol no pudo ante la sólida defensa de Ferro y cayó como visitante por 78-52. De esta manera, perdió el invicto de cuatro partidos ganados que mantenía hasta el momento.

Chau invicto
Foto: La Liga Contenidos

Para revertir la pobre imagen que había dejado ante Weber Bahía, donde perdió 87-62, Ferro Carril Oeste recibía en casa a un Peñarol que venía encendido en esta temporada de la Liga Nacional, donde había obtenido la victoria en sus primeros cuatro juegos.

La imprecisión de adueño del marcador en los primeros minutos de juego, tal es así que debieron pasar 90 segundos para que Leonardo Gutiérrez, desde la línea de tres, rompiera esa racha negativa para ambos conjuntos. El bajo goleo persistía era consecuencia de los pocos ataques que concretaban el Verde y el Milrayitas, llegando a igualar en cinco cuando faltaban 5:50. Un tiro de dos de Rob Reed y dos libres del cordobés Nicolás Zurschmitten dejaron a la visita con una máxima, hasta el momento de cuatro. Jonatan Maldonado clavo una bomba para volver a estar abajo por la mínima, pero otro triple de Peña hizo que el equipo de Marcelo Richotti se quedara con el primero cuarto por un muy bajo 12-9.

Iniciado el segundo acto, nuevamente imprecisión volvió a cobrarse varios minutos de juego. Tras tres de estos sin emociones, el puertorriqueño Ramón Clemente puso al frente a los suyos gracias a dos dobles en el corazón de la pintura. Luego del minuto pedido por Álvaro Castiñeira, Ferro le dio un cachetazo a su rival, mediante un parcial de 13-3 para tomar las riendas del marcador y ponerse 22-15. Peñarol, por su parte, seguía muy errático en los pocos ataques que generaba, además de las numerosas pérdidas que había cometido. De cara al largo descanso, el local vencía momentáneamente por 28-19.

Con Franco Balbi encendido, y con un rápido 5-0, Ferro se fue arriba por 10 (34-24). Dos triples del ibérico Álvaro Calvo permitieron que el local aumentara a 14 su diferencia, haciendo el partido casi irremontable. Un buen pasaje ofensivo de Peñarol hizo que la distancia volviera a ser de 10 (51-41), resultado con el que comenzarían el último cuarto.

Finalmente, la reacción de Peñarol llegó mediante un 7-0 de Roberto Acuña y el joven Joaquín Valinotti, pero un 4-0 de Kevin Hernández le dio un aire de tranquilidad a los de Castiñeira. Llegando a los minutos finales, el entrenador del local rotó a todo el equipo y, con una defensa férrea, no le permitió al rival volver a atacar.

De esta manera, Ferro mantuvo su invicto en el Héctor Etchart y Peñarol perdió por primera vez en esta edición de la Liga Nacional.
Ahora, Peñarol se quedara en la Capital Federal para verse las caras con Boca y Ferro viajará a Mendoza para medirse con Gimnasia Indalo