Quilmes festejó de visitante

El elenco marplatense pisó fuerte en el sur y se despojó de Hispano Americano por 84 a 73 en el Boxing Club de Río Gallegos.

Quilmes festejó de visitante
fotografía: LNB
Hispano
73 84
Quilmes

Quilmes recapacitó luego de sus dos caídas consecutivas fuera de casa. No había podido hacer pie en Caballito con Ferro ni en Boedo con San Lorenzo de Almagro.

Antes de pegar la vuelta hacia la feliz, el cervecero se dio el gusto de conocer lo que es ganar en condición de visitante. Tuvo que acercarse hasta el Boxing Club de la ciudad de Río Gallegos donde Hispano Americano sostiene su localía. Sin problemas en su vuelo, a diferencia de la última vez  que viajó al sur para jugar con Gimnasia de Comodoro, Quilmes aterrizó en Santa Cruz y no hubo nada que detenga sus ganas de festejar.

El conjunto capitaneado por Luca Vildoza, manejo el cotejo de principio a fin y a pesar de tener algunas turbulencias en el final del tercero y comienzos  del cuarto periodo, con la vuelta de  su base titular, no pasó sobresaltos y cerró el match a su favor.

Hispano ya había caído con los bonaerenses  en el Polideportivo Islas Malvinas pero buscaban sobreponerse en casa. El mal primer tiempo los condenó a buscar con más ganas que juego la remontada. El local se fue  abajo por 20 puntos, donde sufrió la terrible mano de Enzo Ruiz con 15 tantos con un 5/7 en triples.

De todas maneras, el celeste se vino con todo en la tercera parte y recortó a nueve. Quilmes siguió desconectado en los primeros minutos del acto final y Hispano se metió en partido al ponerse a cuatro unidades. En ese preciso momento fue el nuevo jugador de Baskonia quien apareció en escena y con cinco puntos consecutivos estiró a nueve. Más tarde, volvió a poner paños fríos con un terrible triple de contragolpe donde el base no espero por nadie, se animó y acertó.

Así fue como el elenco de Javier Bianchelli rompió la racha adversa de visitante y se vuelve para Mar del Plata con una victoria debajo del brazo.