Revancha Verdolaga

En el Fortín de las Morochas, Ferro superó a Argentino por 68-74 y se tomó revancha luego de caer en su casa hace poco menos de dos semanas.

Revancha Verdolaga
Foto: La Liga Contenidos

En busca de la recuperación, el elenco de Caballito viajaba a Junín para medirse con Argentino, equipo que ya lo había derrotado agónicamente (80-81) en su propia casa. Con una muy buena labor de Ignacio Alessio, con 26 puntos y 8 rebotes, Ferro también tuvo en Jonathan Maldonado (11) a una pieza clave para esta nueva victoria. El local no pudo contar con Chaz Crawford, pero si con Novar Gadson, quien totalizó 19 unidades.

Similar al primer encuentro entre ambos, el Turco tomo la delantera pero Ferro no se quedaba atrás. Los dos encestaban muy fácilmente, pero Argentino logró sacar cinco (17-12) de ventaja para que Álvaro Castiñeira pidiera el primer minuto de la noche. Tras el mismo, Ferro salió entonado, pero no pudo evitar que su rival se quedara con el primer cuarto por 23-20.

Gadson volvía a ser la pesadilla de la visita, que no le sacó jugo a la ausencia de Crawford y la ventaja ahora era de siete (29-22). Empero, el capitán Luciano Tantos encestaba un triple para acortar la brecha y darle vida a su equipo.
Las pérdidas tomaban el protagonismo del encuentro y Ferro aprovechaba para volver a ponerse a tres. Tantos se combinó con Lucas Arn para que el Verde pasara al frente por primera vez (29-30). Al final del primer tiempo, Ferro era más sólido y ahora él ganaba por 33-40.

El inicio del tercer cuarto encontró a un Argentino muy eficaz que nuevamente pasaba al frente por la mínima (45-44). A esta altura, los de Eduardo Japez tenían en Facundo Zárate la clave para estirar la diferencia y ahora ganarlo por 55-48.
Maldonado clavó una bomba y rápidamente Kevin Hernández, con dos libres, para que la visita se ponga a punto de partido. Luego, le hicieron falta al propio Maldonado, el escolta anotó y empató el juego, pero Gamazo convirtió para que el parcial terminara 57-55.

Durante gran parte del cuarto final, ambos no tenían ideas claras, y no se sabía quién se llevaría el partido. Entre Maldonado y Hernández se combinaron para anotar un doble y tomar la delantera. Para culminar, Alessio convirtió otros dos puntos, para que luego Maldonado hiciera lo propio y cerrara definitivamente el triunfo por 68-74.