Ferro se tomó revancha frente a Obras en el clásico porteño

El conjunto de Caballito le ganó de visitante al Aurinegro por 84-82. El goleador del partido fue Tomás Zanzottera con 27 puntos.

Ferro se tomó revancha frente a Obras en el clásico porteño
El conjunto de Rearte fue más certero en algunos lapsos del juego y se llevó el triunfo. Foto Gentileza La LIga Contenidos.

El equipo de Ariel Rearte consiguio una victoria que en su mayoria fue muy trabajada pero a la vez importante sobre su clásico rival.

Desde el comienzo fue cuesta arriba para el Verde por la desventaja de 0-6 en los primeros minutos. Luego comenzó a reacomodarse en el partido igualando en 15-15 las acciones a falta de tres minutos. Más tarde, un triple desde casi nueve metros a manos de Diego Figueredo le permitió a Ferro aventajarse 26-22 al final del primer período.

A comienzos del segundo cuarto la banca de Ferro jugó un papel clave cuando le tocó ingresar a cancha. Logró sacar una ventaja de 35-26. Las buenas acciones de Pedro Barral en Obras sirvieron para restar a cinco unidades la desventaja. Pero luego del minuto pedido por el DT Verdolaga, los de Caballito volvieron a reinsertarse en el juego gracias al buen aporte de Iván Gramajo. De esta forma, la visita se iba al descanso de la primera mitad ganando  47-38. 

Ya nuevamente con los titulares en cancha, los dirigidos por Carlos Romano emparejaron la cuestión. El tercer cuarto fue netamente favorable para el Tachero, aprovechando un claro bajón anotador de su rival y encontrando muchísimas soluciones en la mano de Tomás Zanzottera. Gracias a su escolta, Obras llegó a ponerse a solamente un punto a falta de 2:12. Posteriormiente concluiría 67-65 cerrando un parcial muy bueno del local (29-18).

Dentro de un partido que venía con buenos porcentajes en ataque para ambos, el cuarto período trajo una realidad distinta. Obras comenzó seco, pero Ferro no lo terminó de aprovechar y la paridad se mantuvo hasta los minutos finales. Un libre y una bandeja de Franco Balbi adelantaron a los visitantes por tres y aunque el local tuvo un par de chances para igualar la historia, no estuvo preciso para conseguirlo. Un doble de Aaron Harper a falta de 13 segundos empezó a sentenciar el juego y más tarde su equipo salió bien parado de una seguidilla de tiros libres, para decretar el 84-82 final.