La legión Patagónica atacó el corazón de Bahía

Hispano marcó el ritmo de juego del partido y se impuso,categóricamente, ante Bahía Basket por 98 a 79. El ex Obras Patricio Tabarez fue el jugador más destacado con 23 puntos.

Hispano
98 79
Bahía Basket

Tal vez, fue una de las victorias más resonantes que obtuvo Hispano en su estadía en la Liga Nacional. El equipo sureño comparte una semejanza con Bahía Basket: el sostenimiento de un proyecto deportivo firme.En ese sentido,hay diferencias importantes entre ambas plantillas en lo que respecta a la política deportiva. Mientras, el conjunto bahiense se enfoca en el trabajo constante y exitoso en juveniles que luego tuvieron proyección como el caso de Lucio Redivo (ahora juega en la Liga ACB de España), Juan Pablo y Santiago Vaulet, Máximo Fjellerup y Gastón Whelan (juega en Instituto), Hispano tiene como objetivo primordial la permanencia en la categoría y establecer una identidad basquetbolística propia del sur. De hecho este tipo de propuesta permite que el básquet sea un deporte federal.

En lineas generales, el partido se jugó al ritmo y a tono de la escuadra dirigida por Marcelo Richotti. Larry O´Bannon, Patricio Tabárez y Perris Blackwell fueron los pilares del triunfo con 20 puntos, 23 unidades y 17 tantos respectivamente. También fue importante el aporte del experimentado Mariano Byró y Fernandoo Podestá que hicieron que el local estableciera un parcial 11-0 y obligara a Bahía Basket a reaccionar frente a ese contratiempo. En ese interín, aparecieron Santiago Vaulet conjuntamente con la cobertura ofensiva de calidad de Máximo Fjellerup y la sagacidad de Luciano Parodi. La "hemorragia" creció hasta que apareció el aporte de Austin quien tuvo un cuarto de ensueño y facilitó que el conjunto bahiense haya impuesto una diferencia de diez tantos.

La clave de la victoria de Hispano fue la solvencia, la constancia y la efectividad en los tiros de cancha (tuvo un 57% en lanzamientos de campo). Además, en los momentos decisivos del encuentro, la marca fue fundamental dado que Fjellerup y los hermanos Vaulet le provocaron "heridas de guerra" a los dirigidos por Marcelo Richotti. Párrafo aparte para la aparición de Patricio Tabárez, quien no sólo aporte goleo sino que también representó una variante para aniquilar definitivamente a Bahía Basket.

Marcelo Richotti sabe y mucho de comandar a equipos de la talla de Hispano. Esta vez, cerraron una victoria apabullante que puede ser el detonante para acceder a la próxima fase de la Liga Nacional.