Quimsa demostró clase y aniquiló a Salta Basket

La "Fusión" jugó uno de los mejores partidos de la temporada y venció sin atenuantes a Salta Basket por 92 a 60. El mejor jugador del juego fue Novar Gadson quien anotó 25 puntos, mientras que por el lado salteño fue Pablo Bruna con 12 unidades.

Quimsa demostró clase y aniquiló a Salta Basket
Leonel Schattmann intenta penetrar ante la marca de Alejandro Zilli. Foto: gentileza Prensa de Quimsa
Quimsa
92 60
Salta Basket

Desde que asumió como director técnico de Quimsa, Silvio Santander ha encontrado mejorías con el correr de los partidos. De aquel equipo parco, sin sensaciones y golpeado por las sucesivas frustraciones, el conjunto santiagueño continúa en el camino hacia la búsqueda del eje y de un norte que permita "exprimir" al máximo la riqueza del plantel. La marca registrada de Santander son la intensidad defensiva, el contrataque, la administración eficaz del balón y, sobre todo, sobreponerse a las distintas circunstancias de juego que pueden originar una derrota parcial o una victoria que puede demandar un buen sostenimiento y consistencia del resultado.

"El ataque gana partidos y la defensa gana campeonatos", quizás esta sea la frase que pinte de cuerpo entero e ilustre la filosofía de juego de Silvio Santander. De hecho, esto se pudo apreciar en otros equipos que tuvo la oportunidad de dirigir como Regatas y Obras Basket. Entre los aspectos positivos que exhibió el equipo aparecen: un buen cerco reboteador por parte de Torin Francis y Jeremiah Massey que entre los dos sumaron 18 rebotes. ¿Porque es tan importante tener buena cantidad de rebotes a favor? Ya que eso imposibilita al rival contar con dos e incluso tres oportunidades para anotar. En términos generales, el quinteto inicial integrado por Nicolás De Los Santos, Leonel Schattmann, Novar Gadson, Jeremiah Massey y Torin Francis resultaron fundamentales a la hora de achicar y disminuir los espacios de poder que pretendía conquistar Salta Basket. En lo que respecta al juego, Schattmann fue un jugador desequilibrante porque no sólo tuvo capacidad anotadora, sino que fue hábil a la hora de jugar un pick and roll con los internos del equipo, atrae marcas y es el jugador ideal para proponer una buena rotación de balón. A pesar de que no estuvo en un buen día, Massey fue una opción fiable en el perímetro (tiene un tiro de tres puntos considerable) y en el juego interno. Nicolás De Los Santos ha experimentado un incremento en su nivel de juego y eso le valió la titularidad en el primer equipo santiagueño. Sin dudas, el mejor del juego fue Novar Gadson porque fue capaz de demoler el muro defensivo de Salta Basket con sus penetraciones y su infinidad de recursos. A decir verdad es un jugador que tiene muchos puntos en la mano, pero no olvida de jugar en equipo. Por su parte, Francis comenzó a ganar influencia en el juego en el segundo tiempo, cuando le tocó doblegar a Alejandro Zilli y a Al Thornton. Hasta el momento no demostró todo el potencial que puede dar, si se compara con aquel jugador que brilló en la Unión de Formosa.

Salta Basket fue, prácticamente, una sombra y no pudo experimentar una serie de reacciones que pudieran poner en peligro la victoria de Quimsa. En el primer tiempo, dejaron que Quimsa les convierta 29 puntos y para colmo de males sus jugadores claves, ya sean Diego Gerbaudo, Al Thornton y Ricky Harris no estuvieron certeros ni eficientes en el encuentro como si lo habían hecho en Salta hace unas semanas atrás. Esta claro que esta circunstancia fue producto del volumen defensivo de Quimsa, aunque en el segundo tiempo el equipo de Ricardo De Cecco marcó un parcial 21 a 18, permitiendo así achicar la brecha de puntos y contar con posibilidad de ganar el partido. Los ingresos de Emilio Stucky, Pablo Bruna y Gabriel Mikulas le dieron oxígeno a los salteños para presentarle batalla a los santiagueños, en ese sentido hubo una mejoría defensiva y un buen aporte de tres puntos por parte de Bruna (3/5 desde 6,75). Al Thornton tuvo algunos chispazos pero no fueron suficientes para las intenciones de victoria de Salta Basket. Pablo Espinoza brilló por su ausencia y eso también lo sintió su propio equipo, al igual que Gerbaudo que no se sintió cómodo con las marcas asfixiantes de De Los Santos y Juan Ignacio Brussino.

En líneas generales, Quimsa se quedó con el partido porque fue consistente con el planteo táctico que pretendió Santander y tuvo variantes tanto en la ofensiva como en la defensiva para maniatar al equipo contrario que ni siquiera encontró respuestas en su amplio banco de suplentes.

El proximo contrincante de los santiagueños será Obras Basket este domingo a partir de las 11 de la mañana en el estadio Ciudad. Los salteños medirán sus fuerzas contra Olímpico este sábado a las 22 en el Vicente Rosales.

Las estadísticas del juego

El negro bandeño y un partido para el recuerdo

La victoria de Olímpico sobre Peñarol por 72 a 68 significó un respiro y un envión anímico importante para el resto de la temporada. El equipo dirigido por Adrián Capelli tuvo sacar relucir su garra y suplir de todas las maneras posibles las ausencias de Jonathan Machuca (sigue lesionado) y de Guillermo Díaz, quien dejó el equipo por que debe someterse a una operación en la cadera. El partido tuvo como principal figura a Justin Williams que anotó 13 puntos y recobró 18 rebotes y en el lote de goleadores de Peñarol se anotaron Martín Leiva y Kyle Lamonte, quienes sumaron 14 y 19 tantos respectivamente. 

Las declaraciones de Adrián Capelli