Instituto se quedó con la Gloria de un partidazo en Caballito

En la noche de Caballito, Ferro e Instituto, le dieron a los fanáticos del Básquet un juego magnífico, donde el equipo de la docta, venció en su reducto a Ferro, en tiempo suplementario por 93-89. Instituto le puso freno a la racha ganadora del equipo de la Capital.

Instituto se quedó con la Gloria de un partidazo en Caballito
Instituto mas contundente en el suplementario. Imagen: La Liga Contenidos.

Caballito vivió un tremendo partido, donde el ida y vuelta fue constante, la impericia de los jugadores llevaron a que por momentos, se pases de lagunas donde los errores eran de ambos lados a momentos de pleno básquet, donde ambos se repartían el manejo del juego y donde la diferencia estuvo en el tiempo suplementario donde Instituto comando las acciones rápidamente con una arranque demoledor de 7-0, para volcar el partido a su favor. Desde la banca Dennis Horner, el hombre del equipo cordobés, fue el máximo goleador del partido con 19 puntos y en Ferro por momentos el tándem Franco Balbi, Mauro Cosolito y Dijon Thompson fueron claves para la remontada del equipo

El primer cuarto fue para Instituto, aunque el arranque tuvo a Mauro Cosolito, jugador que de a poco se va metiendo en el bolsillo a los hinchas de Ferro, encendió la mecha del partido con cuatro puntos, luego buenas defensas de Instituto y errores en el manejo de Balbi, torcieron el partido para el equipo cordobés, donde empezaron a clavarse de a poco los triples, un arma fundamental del elenco de la docta y con un gran doble de Ignacio Alessio, Instituto tuvo un miniparcial de nueve puntos lo que traslado el score a 9-4 a su favor.

Instituto se mantenía expectante, las pérdidas de Ferro en el manejo del balón eran capturadas por el quinteto cordobés, y eso permitía mantener en cinco la diferencia y por ello el primer parcial se volcó hacia la docta por 16-22.

Con un comienzo enredado de Ferro que se trasladó hacia la primera parte del segundo parcial, en conjunto de Ariel Rearte de a poco fue metiéndose en el partido y penetrado la defensa cordobesa, y fue así que Horner y Gastón Whelan llevaron las acciones hacia las máxima ventaja de Instituto en el partido (18-27). Tras el tiempo muerto pedido por Rearte, armó nuevamente las piezas y con el reingreso de Cosolito quien se cargó el equipo en la mochila, ayudado por la movilidad de Thompson metieron un miniparcial de siete a cero, dejando al equipo de Caballito a tres puntos de Instituto (25-28) y el enojo de Facundo Muller quien solicitó tiempo muerto.

Tras el minuto solicitado por Muller, Ewing y Cosolito con dos bombazos desde los 6,75 perforaron el aro de Instituto y llevaron al equipo de Caballito a pasar al frente en el marcador por 31-30. Las marcas de Institutos, dejaron de ser las del primer parcial y eso favoreció la reacción del equipo verdolaga. Luego de llegar a la paridad fue el equipo porteño quien se adelantó en el marcado, con un buen manejo de Balbi y un Cosolito imparable llevó a Ferro a conseguir la máxima diferencia en el partido 40-35. Pero nuevamente errores en la defensa del equipo verdolaga, permitieron que Ewing y Horner igualaran el partido para irse al descanso igualados en 40.

La intensidad continuó en el segundo parcial, donde la suma de aciertos y errores le daba al partido la incertidumbre que tuvo desde el comienzo. Tras una laguna donde ambos se prestaron la redonda, Instituto empezó a marcar la diferencia en base a buenos triples, especialmente de Santiago Scala y Iván Gramajo que desde la banca entró muy bien en los momento que tuvo la opción de estar en la cancha.

Las pérdidas en el manejo de Ferro fueron una constante, principalmente en los momentos donde tenía la posibilidad de despegar y una de Thompson le entregó a Miguel Gerlero la posibilidad de clavar un triple y fue así que Rearte tuvo que frenar el desconcierto del equipo solicitando un tiempo muerto. Pero el equipo cordobés tenía encendida la mecha de los triples y en base a bombazos llevó el partido a 62-56.

El ingreso de Kevin Hernández le dio a Ferro una luz de esperanza, quien con su ingreso y una nueva desconcentración defensiva de Instituto, todo volvió a estar igualado en 71. Pero luego Horner y Dwayne Davis, rápidamente tras un tiempo muerto solicitado por Muller, adelantaron al equipo cordobés por cuatro puntos.

Las faltas hicieron que ambos empezaran a rearmar el equipo, Muller perdió a Gerlero y Rearte a quien había sido el padre de la remontada Kevin Hernandez. En un principio la perdida de ambos jugadores favoreció a Instituto, quien rápidamente se adelantó a un minuto del final por 84-80, pero Samuel Clancy le dio una oportunidad increíble con una falta innecesaria al equipo de caballito llevando a Alessio a la línea de tiro con la diferencia de dos puntos y seis segundos por jugar. Alessio hizo su trabajo, explotó el Héctor Etchart y así igualados en 84, viajaron derecho al suplementario

Pero la emoción de la hinchada de Ferro duró muy poco, en el suplementario Instituto, se adelantó rápidamente en el marcador, mucho más seguro con la redonda y ya el partido viajo directo a córdoba, redondeando un triunfo por cuatro en lo que fue una noche memorable en la Ciudad de Buenos Aires. Instituto así corta una racha de victorias del cuadro de Rearte y se va a Córdoba con un triunfo que por el modo en que lo obtuvo genera una envión anímica impresionante.