Nunca lo den por muerto

Peñarol de Mar del Plata sacó una gran diferencia en el último cuarto y revirtió el marcador para llevarse una victoria de visitante ante Boca Juniors por 76 a 71 y de esta manera llegar a su segunda victoria en fila.

Nunca lo den por muerto
Leiva, con pelota en mano, nuevamente fue clave y amargó a su ex club. Foto: Marcelo Figueras

Boca Juniors y Peñarol de Mar del Plata se reunían en el estadio Luis Conde con la urgencia de ganar para escaparle a los ultimos puestos de La Liga Nacional. Por un lado, el Xeneize venía de perder en tiempo suplementario ante Weber Bahía Basket, mientras que Peña había logrado salir de una mala racha ante Salta Basket en su cancha.

Peñarol, pese a no encontrar un buen funcionamiento que termine de de desatar el juego durante los primeros tres tiempos, en el capítulo final realizó una masacre en La Bombonerita y se llevó un merecido triunfo de visitante por 76 a 71.

Los marplatenses tuvieron una variedad de protagonistas con el cual se impusieron 22-20 en el primer cuarto: primero fueron Nicolás Gianella y Steffphon Pettigrew y más tarde tuvieron su trascendencia Nicolás Zurschmitten, Alejandro Diez y Kyle LaMonte. Éste último justamente metió un doble a falta de cinco segundos con lo que aseguró la ventaja.

En el segundo chico Boca dio vuelta la historia y se llevó al descanso un favorable 40 a 32. A pesar de que ambos elencos se secaron al principio, luego Lucas Gargallo y Fotios Lampropoulos con 10 y 6 puntos, respectivamente, fueron trascendentales para poner arriba al conjunto de la Ribera.

Para el tercer episodio del juego, el Milrayitas amenazaba con Martín Leiva, quien se encontraba imponente en la zona pintada, y con algunos pasajes de Gianella, LaMonte, Zurschmitten y Guaita, pero Boca respiró aliviado con las intervenciones de Mariano Fierro, Sean Evans y Keyron Sheard. Este lapso llevó al Xeneize arriba 57 a 48.

En el segmento final Peñarol salió decidido a quemar naves y empezó con un parcial 16-5 con el que alcanzaron otra vez el liderato (64-62) con un trabajo formidable de Pettigrew y el capitán Diez. Luego Martín Leiva con un par de dobles bajo el aro aumentaría la diferencia (68-63). Con el paso de los minutos, Boca creció de la mano del griego Lampropoulos, Lucas Pérez y de Sheard. Justamente el norteamericano fue el que logró empatar en 71 el juego, lo que derivó en un tiempo muerto pedido por Leoanrdo Gutiérrez. A la salida de ese tiempo, Diego Guaita respondió con un triple clave a falta de 40 segundos y ahora la presión pasaba para los bosteros. Para bien de Peña y mal del conjunto azul y oro, Lampropoulos realizó mal un pase y Zurschmitten definió el el juego 76 a 71 a favor de su equipo con un doble a falta de 10 segundos. Fue una feroz actuación de Peñarol, que se comió a Boca en el último parcial con un marcador 28-14.

Los goleadores de los dirigidos por Leo Gutiérrez fueron Martín Leiva con 15 puntos y cinco rebotes, Alejandro Diez con 13, Steffphon Pettigrew con 11 y los valores importantes de Diego Guaita y Nicolás Zurschmitten con nueve cada uno e inclinaron la balanza a favor de su equipo.

Del lado de Boca, Lucas Gargallo fue lo mejor del equipo con 14 desde el banco, seguido de Fotios Lampropoulos, con 11 unidades y siete rebotes, y Eduardo Vassirani con 10 tantos.

Este segundo éxito en fila hace saltar a Peñarol a la décima quinta posición con una marca 6-10, mientras que Boca quedó un puesto arriba de los vencedores con un récord 6-9.

Los marplatenses ahora tendrán que viajar al sur del país donde este martes en el Boxing Club jugará ante Hispano Americano a partir de las 21 horas.

Los Xeneizes, en cambio, recién volverán a jugar el sábado 10 a las 21:30 horas nuevamente ante Peñarol, aunque esta vez lo hará en condición de visitante